Archivos por Etiqueta: Acuerdos

R.D. establece acuerdos de servicios aéreos con once naciones

image001-4SANTO DOMINGO. República Dominicana se despide de ICAN 2016 con “una histórica” participación al concluir con la firma de acuerdos de servicios aéreos con Nicaragua, Jamaica, Singapur, República Checa, Kuwait, Nueva Zelanda, Guyana, Israel, Dinamarca, Noruega y Suecia, en el marco del mayor evento de negociaciones de servicios aéreos que organiza cada año la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

El presidente de la Junta de Aviación Civil (JAC), Luis Ernesto Camilo, quien a la vez encabezó la delegación oficial del país, al anunciar la firma de once acuerdos de servicios aéreos con igual cantidad de Estados de cuatro continentes, resaltó la alta valoración que disfruta nuestro país frente al mundo, gracias a su política de cielos abiertos y su estabilidad económica y social.

image003“Estos acuerdos, que establecen el marco regulatorio en materia aerocomercial entre los Estados firmantes, se traducen en lo inmediato en una mayor conectividad aérea para nuestro país y un importante empuje para el turismo, las inversiones y el comercio internacional”, precisó Camilo.

De estos convenios se resaltan los rubricados con Nicaragua, Jamaica y Guyana, que amplían la conectividad aérea con Centroamérica, el Caribe y Latinoamérica en general, al autorizar derechos de ruta y posibilidades de iniciar operaciones inmediatas a través de vuelos chárter o aerolíneas designadas.

Una comunicación de prensa de la JAC explica que en el caso de Nueva Zelanda los acuerdos contemplan la operación de vuelos bajo la modalidad de códigos compartidos con otras aerolíneas para ir estableciendo el mercado e iniciar vuelos regulares en el mediano plazo.

Con respecto a Singapur cita que el acuerdo bilateral trajo consigo la designación inmediata de seis aerolíneas para iniciar vuelos de pasajeros y carga.

image002-1Entre las líneas aéreas que iniciarán en el corto plazo se encuentran Jetstar Asia Airways, Singapore Airlines, Tiger Airways, Scoot Private, Silk Airways y Singapore Airline Cargo, mientras que el acuerdo con Kuwait designa las aerolíneas Kuwait Airway, Jazeera Airways, Kuwait National Airways y Load Air International Cargo, para operación inmediata.

Los países escandinavos Suecia, Dinamarca y Noruega rubricaron acuerdos idénticos con nuestro país, impulsando el turismo del norte de Europa.

ICAN 2016, se celebró del 5 al 9 de diciembre en Nassau, Las Bahamas, en el que participaron 80 Estados miembros de la OACI y se celebraron 500 reuniones bilaterales que concluyeron con más de 500 Acuerdos de Servicios Aéreos y Memorándums de Entendimiento.

Fuente: Diario Libre

RD y PANAMA amplian acuerdos comerciales

image001-7CIUDAD DE PANAMA.- La República Dominicana y Panamá dieron este martes pasos concretos para reforzar sus lazos comerciales y de cooperación en el marco de una reunión de trabajo entre los cancilleres de ambos países.

Miguel Vargas e Isabel de Saint Malo, acompañados de sus asesores y funcionarios, agotaron una larga agenda de trabajo en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores en la que el comercio, las inversiones y la situación política en la región ocuparon un amplio espacio, incluyendo la crisis humanitaria en Haití.

Trataron la ampliación del acuerdo de comercio entre los dos países así como las inversiones recíprocas y programas de cooperación.

Panamá fue el primer país con el que la República Dominicana suscribió un acuerdo de comercial.

Igualmente, ambos países acordaron apoyarse recíprocamente en las diferentes aspiraciones a puestos en la comunidad internacional, incluyendo la Corporación Andina de Financiamiento (CAF) y el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA).

El canciller Vargas estuvo acompañado de los viceministros César Medina y Hugo Rivera, así como diplomáticos de la misión en Panamá y el director de Comunicaciones, Hugo Beras.

En lo inmediato, se procederá a una revisión de la lista de productos bajo el acuerdo comercial para determinar los resultados logrados hasta el momento y las posibilidades de ampliación, ya que el listado tiene casi 15 años de formulado.

La canciller panameña recibió con beneplácito la propuesta de su homólogo dominicano para planes de cooperación triangulares con Haití, como una manera de ayudar al país con el que la República Dominicana comparte la isla La Española.

Vargas aprovechó para reiterar, por vía de la canciller y vicepresidenta, la invitación al presidente panameño Juan Carlos Varela para que asista a la Cumbre de los jefes de gobierno de los países de CELAC a finales de enero próximo.

Fuente: Al Momento.net

DR-CAFTA : Acuerdo Comercial Multilateral

 

01-llic-niurka-beato-7

Niurka Beato Alba

Con el período de implementación cumpliendo su noveno año, el Acuerdo Comercial Multilateral entre Estados Unidos, países centroamericanos y República Dominicana (DR-CAFTA), con antecedente  del TLCAN –NAFTA, -Acuerdo este entre Estados Unidos, México y Canadá-, se firmó el 5 de agosto del 2004, efectuándose la entrada en vigor en Estados Unidos y El Salvador, el 1 de marzo del 2006, en Honduras y Nicaragua, el 1 de abril del 2006; en Guatemala, el 1 de julio del 2006, en Costa Rica, el 1 de enero del 2009 y en República Dominicana, a partir del 1 de marzo del 2007[1].

 

El DR-CAFTA se fundamenta en la diversificación de la oferta exportable, el fomento de la atracción de la inversión extranjera directa, el encadenamiento de otros tratados de libre comercio, eliminar los obstáculos al comercio, facilitar la circulación transfronteriza de bienes y servicios u otros ejes contemplados.

Este Acuerdo incluye temas relacionados al Comercio Internacional, entre ellos: Acceso a Mercado, Reglas de Origen y Procedimientos de Origen, Administración Aduanera y Facilitación del Comercio, Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, Obstáculos Técnicos al Comercio, Defensa Comercial, Inversiones, Servicios Transfronterizos, Servicios Financieros, Telecomunicaciones, Comercio Electrónico, Derdrcechos de Propiedad Intelectual.

República Dominicana ratificó  el DR-CAFTA, mediante la Resolución No. 357-05, del 6 de septiembre del 2005, lo que requirió adecuar normativas legales, procesos y procedimientos para su aplicación.

Un primer punto de partida que refleja un cambio en algunos aspectos de la normativa legal, ha sido la Ley No. 3489, del 14 de febrero del 1953, para el Régimen de Aduanas, modificada por la ley No. 226[2], del 21 de junio del 2006, que otorga personalidad jurídica y autonomía funcional, presupuestaria, administrativa, técnica y patrimonio propio a la Dirección General de Aduanas. Dentro de los elementos que motivaron la modificación, se incluyen la eliminación de la factura consultar (artículo 20), se incorpora la tasa por servicio aduanero, entre otros temas incorporados que conectan con el DR-CAFTA.

Se promulgó la Ley No.424-06, del 20 de noviembre del 2006, sobre Implementación del Tratado de Libre Comercio entre República Dominicana, Centroamérica y Estados Unidos, modificada por la Ley No. 493 del 2006; asimismo, Ley No. 65-00, sobre Derecho de Autor y la Ley No. 20-00, sobre Propiedad Intelectual. Mediante la Resolución No. 02-2010, se establece la responsabilidad a la Dirección General de Aduanas del Registro de Titulares. Otras disposiciones legales que han tenido incidencias con este acuerdo comercial es la Ley No. 253-12, sobre el Fortalecimiento de la Capacidad Recaudatoria del Estado para la Sostenibilidad Fiscal y el Desarrollo Sostenible que integra lo referido en Articulo 4 del Decreto No. 402-05, sobre importaciones de mercancía a través de los correos privados o courriers; que, antes reclamos por posibles violaciones del DR-CAFTA, se promulgó la Ley No. 277-12, disposición que deroga el Articulo 49, de la referida Ley 253-12.

EL DR-CAFTA desgrava los aranceles a productos que pagaban de un 3, 8, 14, 20 y 25 por ciento, reduciendo los impuestos aduaneros de la mercancía importada de los países partes de este acuerdo comercial. Este Acuerdo establece un calendario de desgravación distribuido en Canastas, estas son: la A, desgravación inmediata a la entrada en vigor (frutas, bebidas alcohólicas), Canasta B, liberación en 5 años (vehículos, jabón), C, desgrava en 10 años (pastas alimenticias, crema dental), D, libera en 15 años (refrescos, carne de res), F, se desgrava a partir de año 11, (lácteos – leche), G, productos de canasta básica que tenían arancel 0 y se mantienen igual (cereales, harinas), M, libre al décimo (10) año (cemento gris, bienes industriales que compiten con la industria doméstica), N, desgrava a 12 años (helados, papas); canasta O, desgravación libre a 12 años (harina de maíz, carne de cerdo), V, desgrava a 20 años, mantiene arancel 10 años, un 40% desgrava en 5 años y un  60% en 5 años (muslo de pollo, arroz), W, desgravación en cuatro años (carne de pollo fresca y refrigerada), Y, desgravación en cuatro años (carne de pavo fresca, congelada y refrigerada).

drAplicándose elnoveno añodel DR-CAFTA, ya se han desgravado canastas por completo, otras se desgravan parcialmente y otras continúan su proceso de desgravación hasta el 2020, año en que productos incluidos en este Acuerdo lleguen a arancel 0.Para el 1ro. de enero del 2015, con 10 años en vigor del Acuerdo, la reducción de los aranceles será relevante, debido que otros productos ingresarán al país que compiten con la producción nacional; y ciertas medidas de salvaguardias no podrán aplicarse, debido al compromiso que ha asumido el país con este Acuerdo comercial internacional.

La responsabilidad de administrar este Acuerdo comercial es de la Dirección de Comercio Exterior (DICOEX) y de aplicar la preferencia arancelaria, de la Dirección General de Aduanas, quien a través de la partida arancelaria de cada producto asignada por el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías (SA) a seis dígitos y desdoblada a ocho dígitos en el caso dominicano.

Al momento de realizar la declaración aduanera, la información registrada conforme la factura comercial, el conocimiento de embarque, guía aérea o carta de porte, certificado de origen. Se digita la partida arancelaria correcta, se selecciona el código del país de origen, el valor de la mercancía; de manera que se aplique la desgravación arancelaria a los productos que ingresan al país, cumpliendo con las formalidades legales, procesos y procedimientos establecidas en el país de destino. Hay que tener en cuenta la selección del código arancelario y que el certificado de origen tiene un período de prescripción de cuatro (4) años a partir de la fecha de emisión, establecido en el articulo 4.18c, documento que ha de requerirse cuando el monto de la mercancía no exceda de los US$1,500 dólares, según refiere el Artículo 4.17a. Esa documentación debe conservarse por un período de cinco (5) años, a partir de la emisión del certificado de origen información requerida según lo establecido en el Artículo 4.19.1[3] de DR-CAFTA.

Pretender aplicar la preferencia de un acuerdo comercial a un producto importado que ha sido desgravado, declarando una partida arancelaria que está en 0, es una acción sancionable; de igual manera, seleccionando un país que es signatario del Acuerdo comercial buscando beneficiarse de la reducción o eliminación del arancel, es lo que se identifica como triangulación entre países; esto es: Una mercancía originaria de México, con código de barra Made in México), va a Miami, Estados Unidos con destino a República Dominicana, al declararse en aduana, se escoge el país de origen Estados Unidos y al realizarse la verificación y aforo, se determina que el certificado de origen dice Made in México, acción que es sancionable conforme la disposiciones legales de nuestro país.

Aplicado el DR-CAFTA y despachada la mercancía a priori, la Aduana aplica la fiscalización a posteriori, dos (2) años después de desaduanizada la mercancía conforme lo establecido en el articulo 118 de la Ley No. 3489, sea por mala declaración en la partida arancelaria, por origen, por subvaluación, por sobrevaluación.

Establecer estrategias con acciones concretas con una labor en conjunto, debe ser un desafío a corto y mediano plazo de los actores involucrados, debido que la reducción de los aranceles por la aplicación del DR-CAFTA es un compromiso asumido por el país de este Convenio Internacional a partir de la firma en el 2004. La expectativa del consumidor anhelante de que esa reducción de los aranceles se transfiera al producto importado, así como instaurar un compromiso para incorporar mayor fuente de empleo en las entidades privadas que reciben el beneficio del DR-CAFTA.

La experiencia de República Dominicana en la aplicación del primer Acuerdo comercial Multilateral de primera generación en estos nueve años, ha sido un desafío porque los sectores productivos han ido adecuando sus procesos para competir en el mercado internacional. Seria  de mucha utilidad la realización de una Evaluación de Impacto de Medio Término del Acuerdo.

[1] Haití y Panamá no forman parte del DR-CAFTA.

[2]https://www.aduanas.gob.do/descargas/files/leyes/organicas/226-06_autonomia_DGA.pdf

[3]http://www.seic.gov.do/comercio-exterior/acuerdos-comerciales-vigentes/tratado-rd-centroam%C3%A9rica-estados-unidos.aspx?fid=1819

Elaborado por Niurka Beato Alba

24/3/2014

Aduanas y Procuraduría suscriben Acuerdo para realizar Análisis de INACIF

 

_DSC1068El Laboratorio de Investigación Científica de la Dirección

General de Aduanas y la Procuraduría General de la República,

suscribieron este martes un importante acuerdo de cooperación

científica y técnica, mediante el cual el organismo de la DGA

realizará los análisis del Instituto Nacional de Ciencias Forenses

(INACIF).

El acuerdo fue firmado esta mañana por el director general de

Aduanas, ingeniero Fernando Fernández y el Procurador General

de la República, doctor Francisco Domínguez Brito, en la sede del

laboratorio de la DGA, ubicado en el sector Naco.

El convenio interinstitucional científico-técnico entre Aduanas y

la Procuraduría, consigna la participación del laboratorio de la

DGA en muestreos especiales juntos a especialistas del INACIF,

en los casos en que la naturaleza de la investigación así lo

requiera para la realización de muestras especializadas.

Entre otros importantes aspectos, en el acuerdo Aduanas autoriza

al INACIF a homologar los resultados analíticos a fin de que

éstos sean presentados a los investigadores, al Ministerio Público

y a los Tribunales de la República como soportes de

investigaciones judiciales.

Según expresaran ambos funcionarios, con el acuerdo se busca un

manejo agil, eficiente y de mayor transparencia de las gestiones y

actividades de muestreo, análisis, capacitación y cooperación

técnica, definidas por la DGA y la Procuraduría.

Igualmente, el acuerdo establece que el laboratorio de

investigaciones científicas de Aduanas y la Procuraduría,

realizarán una labor conjunta ante cualquier denuncia o alerta, en

los casos en que se presenten en mercancías que ingresan o salen

del país para su control en puertos, aeropuertos y puntos

fronterizos

La DGA precisa que el acuerdo tendrá una vigencia de dos

años a partir de la fecha, el cual será prorrogable por igual

período conforme a como lo estimen las partes.

“Las partes acuerdan que todo documento intercambiado o

entregado por una de ellas a la parte receptora, deberá ser

manejado de manera confidencial, y la DGA se

compromete a no divulgar los resultados de ninguna

investigación sin la debida aprobación del INACIF,

garantizando la integridad de la investigación realizada”,

precisa el acuerdo.

La actividad fue encabezada además por funcionarios de

distintas áreas de la Procuraduría, así como por los

subdirectores de Aduanas Ruth Méndez, Gabino Polanco,

Rosa Zaiter, Gregorio Lora y Leticia Peña.

Álbum de fotos.

Comercio, Acuerdos y Medio Ambiente

Comercio, Acuerdos y Medio Ambiente

01-llic-niurka-beato-7Por Niurka Beato Alba

El flujo de las mercancías en el Comercio Internacional acusa un progresivo incremento a nivel mundial en el marco de la Globalización y con ello transitan bienes declarados como sustancias prohibidas y peligrosas[1] que impactan en la seguridad humana, alimentaria, ambiental y nacional. En tal sentido, los gobiernos y los organismos internacionales han establecido normativas para la regulación y el control de estas sustancias, por lo que se han elaborado un conjunto de Convenios que vinculan a los países en la adopción de políticas y acciones que eviten el desarrollo de esta problemática.

Sobre este aspecto, un conjunto de Convenios Internacionales se han emitido y forman parte del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), entre ellos:

  1. El Convenio de Rotterdam,
  2. La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre (The Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora- CITES),
  3. El Convenio de Basilea sobre el sobre el Control de los Movimientos Transfronterizos de los Derechos Peligrosos,
  4. El Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono,
  5. El Protocolo de Montreal que incluye las Sustancias que agotan la Capa de Ozono,
  6. El Convenio sobre la Densidad Biológica, el Protocolo de Cartagena sobre Seguridad de la Biotecnología, la Convención de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC),
  7. El Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs), entre otros.

Se puede citar el Convenio Cites que contempla regular el comercio de ciertas especies y productos elaborados; el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono que pretende controlar la producción y el comercio de sustancias que agotan la Capa de Ozono; el Convenio de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático y el Protocolo de Kyoto, que busca nuevos paradigmas en la producción, consumo e inversión futura en actividades comerciales para reducir los gases de efecto invernadero.

Asimismo, el Código Marítimo Internacional de Mercancía Peligrosa (International Maritime Dangerous Goods -IMDG) para el transporte por el mar, incluye temas sobre el embalaje, la estiba y el transporte de contenedores.

Del mismo modo, los Acuerdos Comerciales Multilaterales y Regionales (Dominican Republic Central América Free Trade Agreement, DR-CAFTA,) y el Acuerdo de Asociación Económica-AAE, (Economic Partneship Agreement, EPA), contemplan temas sobre Medio Ambiente. El DR-CAFTA, incluye el Capítulo No. 17  y el EPA, los Artículos del 183 al 190. En República Dominicana (RD).

Por otra parte, la Ley No. 64-00, del 18 de agosto del año 2000, sobre Medio Ambiente y Recursos Naturales establece la regulación de los productos y sustancias peligrosas.

En término particulares, me quiero referir al Convenio de Rotterdam, que vincula con la problemática de los pesticidas, iniciativa que surgió en el 1998 y entró en vigor en el 2004. República Dominicana ratificó el Convenio de Rotterdam mediante la Resolución No. 506-2005, cuyo cumplimiento está bajo la responsabilidad de las Autoridades Nacionales Designadas (ADN) que integra a los Ministerios: Relaciones Exteriores, Medio Ambiente, Agricultura, Salud Pública, Dirección General de Aduanas, entre otros.

El Convenio de Rotterdam, según contempla la normativa legal, tiene como objetivo promover la  responsabilidad compartida y los esfuerzos conjuntos de los países Miembros. Su característica ha sido enfocada en avisar previamente a los demandantes de los productos que se comercializan a nivel internacional para reducir accidentes y daños a la salud tratando de evitar muertes por el uso y consumo de esos productos.

Entre los países que se han adherido a este Convenio, podemos mencionar a: Argentina, Alemania, Armenia, Belice, Bélgica, Bolivia, Benín, Bulgaria, Brasil, Canadá, China, España, Ecuador, El Salvador, India, Italia, Jamaica, Japón, México, Magnolia, Nueva Zelanda, Pakistán, Venezuela, Uruguay y República Dominicana (RD).

El Convenio de Rotterdam, incluye temas sobre productos químicos y plaguicidas prohibidos o restringidos por medidas sanitarias o ambientales. Entre los plaguicida se especifican: aldrín, heptacloro, clorobencilatos, y otros de uso industrial: fosfato de tris, bufenilos, terfenilos. El referido Convenio de Rotterdam, pretende ayudar a los países a controlar el comercio de algunas sustancias químicas peligrosas.

Por otra parte, el Convenio de Estocolmo, enfocado en establecer los controles de sustancias que se mantienen en el Medio Ambiente y se acumulan en la cadena alimentaria, lo que puede provocar daño a la salud humana y animal.

Para el control de insectos y plagas se utilizan plaguicidas y otros químicos que pueden afectar productos naturales producidos, causar daño a la salud humana y animal.

A tal efecto, muchos de los trabajadores en la zona rural que manipulan los plaguicidas se pueden ver afectados por daños en los alimentos, envenenamientos en quien lo aplica o riega el plaguicida y la alteración del medio ambiente, por carecer de equipos apropiados, insuficiente educación o falta de entrenamientos,  de tecnología para la agricultura, lo que multiplica los riesgos a la salud, razones por lo que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (Food and Agriculture Organization -FAO), considera que el monitoreo de los plaguicidas y productos químicos es clave para proteger la salud de los trabajadores agrícolas y de los consumidores.

El seguimiento a la aplicación de las referidas Normativas es vital para cumplir prevenir los riesgos que puedan presentarse en la manipulación de los referidos   productos.

[1] Ver artículos sobre Mercancía Peligrosa;  Mercancías Prohibidas y Restringidas en   http://www.acento.com.do/index.php/blog/4086/78/Las-Mercancias-Peligrosas-en-el-Comercio-Internacional.html yhttp://www.acento.com.do/index.php/blog/4246/78/Mercancias-Prohibidas-y-Restringidas.html