Archivos en la Categoría: Juan Ariel Jiménez Núñez,

Las alianzas público privadas, para ganar todosLa Ley de Alianzas Público Privadas facilitará que los gobiernos incrementen sus gastos de capital

Periódico El Dinero
desayuno aird alianzas publico privadas

En el Primer Desayuno Temático de 2020 organizado por la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Juan Ariel Jiménez, expuso sobre los beneficios de la Ley de Alianzas Público Privadas (APP) presentándola como un elemento clave para satisfacer demandas de infraestructuras y servicios sociales en República Dominicana de forma eficaz y eficiente.

La Ley de Alianzas Público Privadas establece un marco normativo moderno para regular dichas alianzas y garantizar seguridad jurídica, competencia y transparencia.

Actuar de modo aislado ya no es una opción para los gobiernos, tampoco para las empresas. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible plantean las alianzas como elemento fundamental para verlos realizados. Alcanzar sus metas solo es posible con la conjunción de voluntades de todos, especialmente del sector público y el sector privado.

Las APP son definidas como contratos a largo plazo entre el sector privado y el sector público para voluntariamente realizar la provisión, gestión u operación de un bien o servicio de interés social, donde se distribuyen aportes y riesgos de la inversión entre sector público y privado. Es un mecanismo muy distinto a la privatización.

Es una garantía para buscar que el crecimiento económico y el bienestar social vayan de la mano, tal como señalara el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en “¿Cómo repensar el desarrollo productivo?”, al enfatizar que políticas proactivas, como lo pueden ser las alianzas público-privadas, apuntan al bienestar, a la legitimidad política y al fortalecimiento de la cohesión social.

Esta Ley es valorada como muy positiva por la AIRD, constituyéndose en una oportunidad de contar con un marco jurídico que regula las alianzas público-privadas.

Decálogo de las alianzas público privadas

  1. Desarrollar infraestructuras constituye un eje básico del desarrollo productivo sostenible. Alianzas entre el sector público y el sector privado en el que parte de los servicios o labores que son responsabilidad del sector público es suministrada por el sector privado bajo una alianza de objetivos compartidos para el abastecimiento del servicio público o de la infraestructura pública.
  2. Es importante señalar que la eficacia de estas alianzas dependerá mucho de la seguridad jurídica que las rodee. Si se politizan las decisiones siguientes al punto de partida, se pone en riesgo dicha seguridad. Un marco jurídico como el que se plantea se convierte en fundamental como estímulo al sector privado para asociarse en proyectos del sector público e inyectar capital, innovación y agilidad, con un marco institucional fuerte.
  3. Las posibilidades de participación son variadas: en el caso de la energía aspectos como el transporte, la distribución y la generación. También proyectos de puertos, aeropuertos, vías, tratamientos de aguas, transporte de hidrocarburos, telecomunicaciones, transporte, entre otras prioridades que se requieren para el desarrollo social y económico de la nación. Por lo tanto, estas alianzas son importantes para incrementar el gasto de capital en un país que requiere cada vez más del desarrollo de su infraestructura. Cada país ha de trazar su propio mapa de prioridades.
  4. En los proyectos que regular la Ley existen diversas categorías de riesgos, siendo unos asignados al sector público, otros al sector privado y otros fundamentalmente de uno u otro sector, o también riesgos compartidos. En la experiencia internacional son ejemplos de riesgos asumidos por el sector público: pérdidas por desastres naturales, riesgos regulatorios o políticos, de demanda (principalmente público). Son ejemplos del sector privado: de diseño técnico, de construcción, operativos… Pero cada país establece su propia dinámica y normativa. Es un reto conseguir que la distribución de riesgos sea lo más adecuada posible para generar valor añadido.
  5. Ante las limitaciones presupuestarias de los gobiernos, las APPS representan una gran herramienta para cerrar la brecha de infraestructura (República Dominicana está en el lugar 77 en el Pilar Infraestructura del Índice de Competitividad 2018) y otros servicios, permitiendo que el sector privado invierta más activamente en proyectos de impacto social.
  6. En la Ley de las APP se tienen contemplados tres tipos de alianzas: de Iniciativa pública, que se originan en instituciones o agentes públicos y que pueden ser con o sin transferencia de bienes públicos; de iniciativa privada: originada en el sector o agentes privados que proponen al Estado la creación de una APP, y Sin Fines de Lucro, que buscan la satisfacción de necesidades de la población, pero que no realizan distribución de beneficios.
  7. Las APP, como están concebidas, contienen tres características esenciales: transparencia, proceso competitivo de selección de adjudicatario y seguridad jurídica.
  8. República Dominicana tiene experiencias de alianzas público-privadas. Contar con una Ley contribuye a homogenizar, a rendir estabilidad y a establecer reglas claras. Entre las experiencias pueden citarse: Viviendas de bajo costo / Proyecto Ciudad Juan Bosch; EGE-Haina; EGE-Itabo; Molinos del Ozama; Aerodom… Son ejemplos que se han dado en un contexto en que se carece de una Ley que regule las alianzas público privadas en República Dominicana.
  9. Es necesario responder a algunos retos. Entre ellos: el establecimiento de una cartera de proyectos posibles de APP en base al Plan Nacional de Infraestructura; contratos y pliegos modelos; la organización de la Dirección General de Alianzas Público-Privadas; capacitación de los funcionarios responsables, entre otros.
  10. Estas alianzas no deben ser vistas en el estrecho marco de un contrato pues nos quedaríamos en el ámbito de derechos y obligaciones. Hablar de alianza es ir más lejos. Es mirar hacia el horizonte de una nación que fomenta el desarrollo sostenible. Es plantear pactos estratégicos.

Las alianzas público privadas constituyen una posibilidad de ganar-ganar. Gana el público objetivo al que va destinado un proyecto concreto que ve satisfecha sus necesidades. Ganan los gobiernos que cumplen con su función y, por supuesto, ganan las empresas al fortalecerse y dinamizar la economía.

Ministro anuncia el país contará con una Ley de Alianzas Público-Privadas

La legislación busca impulsar el desarrollo económico y sostenible

El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD), Juan Ariel Jiménez, anunció que próximamente el país contará con una Ley de Alianzas Público-Privadas, con la cual se busca impulsar el desarrollo económico y sostenible del país.

Las alianzas multi-actor permiten integrar la iniciativa privada a los esfuerzos del sector público, las asociaciones de la sociedad civil, organismos internacionales y otros actores para lograr objetivos de desarrollo nacional, compartiendo recursos, conocimientos y, sobre todo, el compromiso de contribuir al bienestar de la sociedad.

Durante la apertura de un seminario-taller para debatir la importancia de las alianzas multi-actor, Jiménez manifestó que la actividad constituye una oportunidad para que los representantes del sector privado, academias, alcaldías y las instituciones descentralizadas conozcan los lineamientos del proyecto de Ley de Alianzas Público-Privadas y sus reglamentos.

La Estrategia Nacional de Desarrollo (END 2030), la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) prevén las alianzas entre los actores del desarrollo y los diferentes sectores para la búsqueda de soluciones a problemas complejos.

La actividad, que organizó el MEPyD, con el auspicio de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), tiene como objetivo debatir la importancia de las alianzas multi-actor, para buscar soluciones a problemas complejos que afectan a la población, como lo END y los ODS.

El seminario, que se extenderá hasta este miércoles 29 de enero se lleva a cabo en el marco del Proyecto de Fortalecimiento de las Capacidades del Viceministerio de Cooperación Internacional para la Construcción de Alianzas Público-Privadas de Desarrollo (APPD) en República Dominicana, con el apoyo financiero de la AECID.

El “Seminario-taller: Alianzas Multiactor, END 2030 y los ODS”, fue encabezado por Jiménez; el embajador de España en República Dominicana, Alejandro Abellán García de Diego; el coordinador residente del Sistema de las Naciones Unidas, Mauricio Ramírez Villegas; el viceministro de Planificación del MEPyD; Yván Rodríguez, y el director de la Unidad para el Fomento de la Investigación Económica y Social, Jaime Ariel Pérez, en el Hotel Sheraton.

El coordinador residente del Sistema de las Naciones Unidas en el país, Mauricio Ramírez Villegas, dijo que República Dominicana es un ejemplo que siempre cumple con los convenios internacionales, según indica una nota de prensa.

El viceministro de Planificación del MEPyD, Yván Rodríguez, dijo esperar que los resultados del seminario-taller sean integrados en la planificación de las acciones de impulso de la END y los ODS, fortaleciendo la participación de todos actores del desarrollo nacional.

En ese sentido, desde el MEPyD se promueve el acercamiento a la discusión a partir de la amplitud que tiene el abordaje de las alianzas y que se pueda analizar su impulso sin dejar a nadie atrás: abordando en el seminario-taller, tanto los elementos del Anteproyecto de Ley de Alianzas Público-Privadas (APP) y las alianzas a partir de las oportunidades y experiencias de la Cooperación Internacional y el ODS 17. Texto y foto de fuente externa

Ministro de Economía asegura RD es uno de los países con mayor estabilidad política y jurídica de la región

Por: Hoy

e-mail: info@hoy.com.do

El ministro de Economía Planificación y Desarrollo aseguró que la República Dominicana es uno de los países que cuenta con mayor estabilidad política y jurídica en toda la región.

El economista Juan Ariel Jiménez explicó que cuando se compara al país con economías cercanas se puede claramente establecer que aquí ni siquiera hay discusiones de carácter ideológico y, por el contrario existe bastante consenso social.

Jiménez agregó que eso, de por sí, da una estabilidad que se tendría en el mediano y largo plazo en el enfoque de las políticas públicas.

Entrevistado por Héctor Herrera Cabral en el programa D´Agenda que cada domingo se difunde por Telesistema Canal 11, el alto funcionario gubernamental dijo que incluso en el tema impositivo, la mayoría de las leyes de exenciones no sufren cambios a lo largo de los años.

Sostuvo que partiendo de esas premisas habría que preguntarse cuál sería el enfoque que tendría la embajadora de los Estados Unidos Unidos en el país con respeto al tema de las reglas de juego.

“Varias cosas, primero yo creo que la República Dominicana es uno de los países con mayor estabilidad jurídica y política de la región, y de hecho cuando nos comparamos con el resto de economías cercanas podemos ver que en nuestro país ni siquiera hay discusiones sociales y por lo tanto haya bastante consenso social de qué hacer“, insistió Jiménez cuando fue cuestionado en torno a las quejas externadas por la embajadora Robin Bernstein sobre el clima de seguridad jurídica en el país.

Explicó que leyendo sus declaraciones cree que la diplomática pudo haber tocado el tema de la relación con los permisos de construcción y de uso de suelo, que es algo que tiene que ver con los ayuntamientos.

“Yo creo que ahí si tenemos un gran reto, ahí si tenemos mucho que lograr, de hecho, por eso el Poder Ejecutivo sometió hace unos meses una ley al Congreso que intenta mejorar esa situación, porque el fortalecimiento de los gobiernos locales es una tarea pendiente“, admitió.

El profesional de la economía sostuvo que esa tarea pendiente contribuirá a darle mucho mayor estabilidad a esas empresas nacionales e internacionales y en el dialogo con los gobiernos locales si que pudieran tener diferencias y algún cierto tipo de temor de la agilidad que se tienen en el otorgamiento de los distintos permisos de uso de suelo.

“O sea que creo, leyéndola, que sería por ahí que andaba, porque a nivel general República Dominicana no ha tenido grandes cambios de legislación en los últimos años, siempre nos hemos enfocados en la misma línea y lo que vamos es corrigiendo algunos detalles que deben ir mejorando a lo largo de los años, o sea que creo que por ahí va el asunto“, detalló Juan Ariel Jimenez.

El funcionario se mostró optimista de que con la aprobación en el Congreso Nacional de la ley que regula la acción de la oficina de planeación de los distintos gobiernos locales que facilita los permisos de uso de suelo con eso podría crear resueltas esas inquietudes.

Juan Ariel enfatizo, que salvo el caso de Panamá, la República Dominicana lidera las naciones de Centro América y el Caribe en cuanto a inversión extranjera con un moto que ronda los dos mil 500 millones de dólares lo que demuestra la confianza de esos empresarios al clima de negocios que impera en el país.

“De cada 10 personas en el campo, menos de tres son pobres”

El Caribe

El ministro de Economía Planificación y Desarrollo, Juan Ariel Jiménez Núñez, aseguró ayer que actualmente por cada diez personas que viven en el campo, menos de tres son pobres.

En lo que respecta a la pobreza general, según dijo, por cada diez dominicanos, en el año 2012, cuatro estaban en pobreza, mientras que “hoy nos acercamos a dos personas de cada diez”.
Entrevistado en el programa Enfoque Matinal, por CDN Canal 37, el funcionario indicó que desde octubre 2012 a marzo de 2019 se han creado poco más de 823,000 puestos de trabajo en general, con predominancia del sector privado, responsable del 80% de los puestos.

Desde su punto de vista, el salario real (poder adquisitivo de lo que ingresa a la gente cada mes) está creciendo. “Lo ha hecho en más de 22% en esta etapa”, de acuerdo con las cifras que maneja el economista formado en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra, con maestría en Desarrollo Económico de la Universidad de Harvard.

“Eso es importante, porque ha sido el incremento del salario real lo que más ha contribuido a la reducción de la pobreza, que ha caído de 39.7% a 22.8%. En el caso de la pobreza rural, pasó de 49.7% a menos del 30% y la extrema en lo rural cayó de 15% a menos de 5%. Eso quiere decir que en 2012 cinco de cada diez personas en el campo eran pobres y ahora son solo tres por cada diez personas”, calculó el ministro de Economía.

Reiteró que esa baja de la pobreza se ha debido al aumento del salario real. En otra parte del diálogo planteó que el modelo económico siempre hay que reinventarlo y aseguró que en el Gobierno se ha dado un cambio a ese modelo, apoyando al campo con préstamos del Banco Agrícola, el Fondo Especial para el Desarrollo Agropecuario y otras entidades.

Sobre el comportamiento de la economía expresó que República Dominicana es un país que crece mucho. “Históricamente, desde los años 90, nuestra tasa de crecimiento está alrededor de 5.2%, la más alta de América Latina. Nuestro país normalmente es muy dinámico en términos económicos y desde 2012 a la fecha ha sido de 6.1%. En 2018, cuando el país creció 7%, tuvo la economía de mayor crecimiento en América Latina y estuvo entre las 10 que más crecieron en el mundo. Estamos acostumbrados a crecer mucho y lo que venimos viendo en 2019 es que la economía no tiene el mismo dinamismo que estamos acostumbrados a ver. En los primeros seis meses la economía creció 4.7% y eso hace que uno piense que está por debajo de la cifra que uno entiende es el potencial, que es en torno al 5%”, apuntó.

Capacidad para sortear los problemas externos

El ministro Jiménez Núñez dijo que República Dominicana ha ido haciendo más eficiente el proceso de endeudamiento, porque las tasas de interés a que está accediendo son menores y en la medida que se mejora la recaudación tributaria, eso permite que se mejore ese indicador.

Planteó que la economía dominicana tiene fundamentos muy sólidos, incluso para sortear eventuales problemas en el ámbito externo.