Archivos en la Categoría: BID

BID: país tiene potencial para la economía creativa

@hoy.com.do

La economía naranja o creativa tiene mucho potencial en el país, afirmó ayer Michael Hennessey, especialista de la División de Competitividad e Innovación en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
Al hablar en el taller “Políticas Públicas para el apoyo a la economía creativa”, organizado por el BID, el Consejo Nacional de Competitividad (CNC) y Design Week RD, dijo que entre los sectores más visibles de la economía naranja en el país son la industria de la música, el cine y la moda.
Sostuvo que la República Dominicana se ha reconocido a nivel mundial por la creatividad y calidad de sus obras y sus artistas.
Resaltó que se conocen mundialmente el merengue y la bachata, que forman parte del patrimonio cultural del país.
Expresó que existe un cine nacional que ha recibido premios por sus producciones y una industria de moda creciente.
Destacó que la celebración en septiembre de Design Week RD promueve y contribuye al desarrollo de la economía naranja.
Indicó que el BID colaborará con el CNC en el levantamiento de datos e información de los sectores de la economía naranja.
Consideró que la economía creativa ha generado mucho interés en la región durante los últimos años.
Explicó que en el BID se ha intensificado el enfoque en este tema desde el lanzamiento de la publicación del libro “Economía naranja, una oportunidad infinita”.
Sostuvo que las publicaciones posteriores del BID sobre el tema se han enfocado más en los instrumentos de las políticas públicas que podrían ayudar a los gobiernos de la región para empujar la economía naranja y aprovechar la oportunidad casi infinita que representa.
De su lado, el director ejecutivo de CNC, Rafael Paz, dijo que la arquitectura, el cine, la moda, la artesanía y el diseño industrial generan una fuente inagotable de oportunidades para el desarrollo de la sociedad.
Expresó que la economía creativa o naranja es una gran oportunidad de crecimiento que permitirá reforzar la diversidad de la matriz productiva y exportadora transformando el mercado de oferta de recursos naturales hacia una economía basada en la generación de conocimiento y valores del país.
Consideró que una vez que se conocen las oportunidades que ofrece la economía naranja se puede buscar la mejor forma de sacarle el jugo.
Expresó que el país se sumará a los esfuerzos en desarrollar programas que impulsen la economía creativa y, además de arte, apoya el desarrollo del patrimonio cultural, los espectáculos, los libros, diseños y servicios creativos, productos digitales, cine, nuevas modalidades de turismo y de recreación.
Indicó que República Dominicana ha hecho algunos esfuerzos por crear políticas públicas, como la Ley de Mecenazgo Cultural, que está en fase de promulgación.
Expresó que la cuenta satélite de cultura brinda información económica sobre los productos y actividades en el campo cultural dominicano.
1. Gran potencial
La economía naranja o creativa tiene mucho potencial en el país, afirmó ayer Michael Hennessey, especialista de la División de Competitividad e Innovación en el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).
2. Creatividad
Sostuvo que la República Dominicana se ha reconocido a nivel mundial por la creatividad y calidad de sus obras y sus artistas. Resaltó que se conocen mundialmente el merengue y la bachata.

Gobierno y BID impulsan colaboración público-privada en infraestructuras

Santo Domingo, 25 mar.- Funcionarios del Gobierno y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) se reunieron con asociaciones del sector privado para conversar sobre la relevancia de las alianzas público privadas y sobre los casos de éxito para la sostenibilidad en proyectos de infraestructura en América Latina.

Las reuniones se llevaron a cabo en el marco de la socialización del PPP Américas 2019, un cónclave internacional del ámbito de las asociaciones público-privadas que se realizará los días 15 y 16 de mayo en Punta Cana para promover la colaboración y sostenibilidad en proyectos de infraestructura, informó este lunes el Ministerio de Hacienda. Representantes de los Gobiernos de Argentina, Bahamas, Brasil, Chile, Colombia, España, Honduras, Jamaica Perú, Paraguay y Uruguay, compartirán las mejores prácticas y lecciones aprendidas de gestión de las APP. El representante del BID en el país, Miguel Coronado, y Carlos Augusto Pared Vidal, director ejecutivo de República Dominicana ante ese organismo internacional, encabezaron los encuentros. Hubo reuniones con el Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep); la Cámara Americana de Comercio en la República Dominicana (Amchamdr); la Asociación de Bancos Comerciales (ABA) y la Asociación de Jóvenes Empresarios (ANJE). También formaron parte de la misión Juan Ariel Jiménez, viceministro Políticas de Desarrollo del Ministerio de la Presidencia; Carolina Lembo, especialista de Alianzas Público Privadas; Patricia Reinoso, consultora de Comunicaciones, y Omar Zacarías, especialista BID Invest. Uno de los principales objetivos del cónclave es difundir esquemas innovadores para la atracción de la inversión privada al sector de servicios básicos en infraestructura, señalaron durante las reuniones de socialización del PPP Américas 2019 con el sector privado. Como contraparte del BID en la realización de este evento, el Ministerio de Hacienda espera promover un mayor acercamiento entre los sectores público y privado, consciente de que la inversión en infraestructura genera crecimiento económico, aumenta la productividad del trabajo y mejora la vida de las personas. TOMADA DE AL MOMENTO.NET

República Dominicana será la sede del encuentro PPP Américas 2019 

El Dinero

República Dominicana será la sede de la novena edición de PPP Américas 2019 , un encuentro anual de referencia en el sector organizado por el Grupo BID.

Esta edición tendrá el propósito de promover una mayor integración entre los sectores público y privado en materia de proyectos de infraestructura, al exponer temáticas de interés común para ambos sectores por la creciente participación privada en inversiones de infraestructura que durante los últimos 20 años ha llevado a la región a representar el 40 % de inversiones de este tipo a escala mundial.

El foro se realizará el 15 y 16 de mayo en Punta Cana, República Dominicana, y permitirá el acceso a los profesionales internacionales más reconocidos de los sectores público y privado y a las instituciones financieras y las firmas consultoras más prestigiosas, que son las que están definiendo el futuro de las APP en la región.

Entre los participantes, se destaca la presencia de Donald Guerrero Ortiz, ministro de Hacienda de República Dominicana y Alexandre Meira da Rosa, vicepresidente de Países, del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Foto tomada del Nuevo Diario

El BID llama a América Latina a mejorar la calidad de sus exportaciones

El comercio regional crece en 2017 y 2018, pero la mejora coyuntural oculta la persistencia de viejos problemas estructurales

EL PAIS-ESPAÑA

El BID llama a América Latina a mejorar la calidad de sus exportaciones México es el único país de América Latina que gana competitividad desde 2010

América Latina pierde al menos 17.000 millones de dólares anuales por el cambio climático

El valor de las exportaciones de América Latina y el Caribe creció 12,2% en 2017, hasta los 981,8 mil millones de dólares. Fue la primera subida en cuatro años, un periodo negro para el comercio regional que ahora parece recuperarse poco a poco, según los datos que recoge el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en su Monitor de Comercio Exterior e Integración 2018. La subida se mantuvo en el primer semestre de 2018, aunque se desaceleró a 9,7%. Se trata, en cualquier caso, de una buena noticia, pero el Banco advierte que no debemos caer en el optimismo. Como ya ocurrió en el pasado, la expansión se debió más a un aumento de los precios (6,8%), que de las cantidades (4,9%). El diagnóstico del BID es que América Latina padece un déficit crónico de calidad de sus productos que le ha hecho perder protagonismo en el comercio mundial. La subida de los últimos 18 meses oculta que los problemas estructurales están lejos de resolverse.

“No debemos dar una lectura exitista de estos resultados, porque los precios están empezando a bajar y los volúmenes exportados se desaceleran. En el informe planteamos cómo acceder a metas de crecimiento a largo plazo. El tema es el salto de calidad, ver cómo los países posicionan sus productos en los segmentos más altos”, dice a EL PAÍS Paolo Giordano, coordinador del informe presentado hoy en Buenos Aires. El BID no descree de la vieja teoría de las ventajas comparativas, esto es que los países con recursos naturales no deben insistir en una industrialización forzada que muchas veces tiene más costos que beneficios. Para América Latina, entonces, no es un error estratégico concentrar sus esfuerzos en lo que más tiene: materias primas. El desafío es dar valor a esos recursos para apuntar a los mercados premium, aquellos donde se paga más. “Por eso hablamos de sofisticación y no de industrialización”, dice Giordano.

Los casos exitosos demuestran los beneficios de aspirar a los segmentos de mayor calidad. Uruguay coloca su carne, un producto poco sofisticado, en los segmentos más altos y el café colombiano se paga hasta 20 veces más que uno de baja calidad. Chile se ha posicionado muy bien con el cobre, su producto estrella, pero también con el vino o la madera. Con todo, son casos aislados. Argentina y Brasil, por ejemplo, tienen una estructura productiva similar a la de Australia, pero venden la soja y el mineral de hierro a precios mucho más bajos. El BID advierte en su informe que “a pesar de que los índices de calidad de la región han aumentado en algunos sectores primarios, la brecha con los competidores globales es amplia. Los productos de calidad superior representan solo un tercio del valor de las exportaciones de América Latina y el Caribe, mientras que en Asia alcanzan los dos tercios”.

¿Qué debe hacer entonces la región para no perder aún más espacio en el comercio internacional? Dar “un salto en la sofisticación del sector externo”, dice el informe del BID. La estrategia debe atender dos frentes: el doméstico y el regional. En el primero “hay un entramado institucional, de prácticas de certificación y de apoyo para la identificación de nichos. No basta con tener calidad si no está certificada”, dice Giordano. En el segundo nivel, “observamos que América Latina vende sus productos más sofisticados en forma intrarregional, pero ha perdido competitividad dentro de ese mercado. Por eso proponemos relanzar la integración regional. Hay más de 30 acuerdos y cada uno tiene su propio régimen de origen”, explica. En resumen, más calidad y mayor integración.

Los cambios urgen. En lo que va de 2018 ya se escuchan las alarmas de una nueva desaceleración del comercio, producto de la persistente apreciación del dólar y la guerra comercial entre EEUU y China. Y con precios más bajos, el comercio en América Latina caerá, una vez más. El escenario no es, además, el más propicio para la integración, el segundo punto de atención del BID. Mientras Donald Trump cierra las fronteras de EEUU, el triunfo de Jair Bolsonaro en Brasil ha generado dudas sobre el compromiso de la mayor economía de la región hacia el Mercosur y el resto de sus socios americanos. Desde el BID, Giordano llama a esperar qué hará realmente Bolsonaro una vez que llegue al poder y ya no esté condicionado por la campaña. Puede que las necesidades comerciales se impongan a los discursos. Foto de fuente externa

 

 

Experta del BID anima a República Dominicana a entrar industria de servicios globales

La inserción de República Dominicana en la industria de servicios globales aumentaría la calidad y la cantidad de empleos en el país, afirmó este miércoles la especialista en comercio e inversión del Banco Interamericano del Desarrollo (BID), Ana Arias Urones.

Al participar vía videoconferencia en el “Taller Comercio de Servicios” organizado por el Ministerio de Industria, Comercio y Mipymes (MICM), afirmó que el país cuenta con varias ventajas comparativas con respecto a la región.

Entre estas, mencionó la cercanía con Estados Unidos, su afinidad cultural con los demás países occidentales y la posibilidad de colaborar con la India para proveer servicios las 24 horas, por la diferencia horaria.

La experta sugirió que, para que la República Dominicana forme parte del conjunto de países que prestan servicios globales, se debe diversificar la estrategia de mercadeo, diseñar políticas públicas que fomenten la transparencia, la protección al consumidor y los datos, así como mejorar las estadísticas de exportación para lograr una medición más precisa.

Por igual, aconsejó desarrollar el talento humano a través de cursos técnicos en tecnologías de la información y de inglés; disminuir los trámites burocráticos para la instalación de empresas de capital extranjero, promover incentivos para la capacitación y el entrenamiento del personal, entre otros.

 ADEMÁS:  MICM, BID e Intrant anuncian HackAmericas para aportar soluciones de transporte sostenible

Asimismo, afirmó que el número de empresas en Estados Unidos que ha subcontratado servicios relacionados con las tecnologías de la información se ha duplicado en los últimos dos años.

Arias Urones añadió que, si bien solo el 14% de las empresas estadounidenses subcontratan compañías de outsourcing en Latinoamérica, el 57% considera a la región para trasladar sus operaciones en los próximos años, “lo que sugiere un gran potencial de crecimiento”.

Algunos de los servicios más demandados por los mercados globales abarcan las áreas de telemedicina, educación y contabilidad a distancia, consultorías legales online, publicidad, investigación de mercado, diseño y servicios de postventa, y gestión de recursos humanos.

Esas tendencias ofrecen nuevas oportunidades para las pymes, porque el principal capital de trabajo descansa en la mano de obra especializada y no en la inversión de fuertes sumas de dinero para infraestructura.

En la actividad, que se desarrolla desde ayer y hasta mañana, participan profesionales independientes, empresarios mipymes, expertos en el tema y funcionarios de instituciones afines. Fuente: El Dinero