Corporación Zona Franca Santiago: Un parque productivo en la Ciudad Corazón

FUENTE: EL DINERO

El Parque Industrial Víctor Espaillat Mera (Pivem) emplea a 20,000 personas

La Ley 8-90 define las zonas francas como áreas debidamente delimitadas por verjas o murallas infranqueables. Sin embargo, el presidente del consejo directivo de la Corporación Zona Franca Santiago (CZFS) considera que ese concepto se debe cambiar.

“Tenemos que ir a un proceso de apertura, donde la gente no sienta que está en cuatro paredes, sino que se tiene que integrar y en esa línea es que vamos”, aseguró Miguel Lama durante una entrevista concedida a elDinero.

La corporación, propietaria y administradora del Parque Industrial Víctor Espaillat Mera (Pivem), busca que sus trabajadores, familiares y la comunidad en general se integren en sus proyectos.

De acuerdo con el plan maestro de la entidad, se realizó un estudio poblacional del impacto del parque y se determinó que hay ocho barrios de impacto directo, que representan el 30% de la población de Santiago.

Esos barrios apoyan al parque desde el punto de vista de empleabilidad, por lo que la institución quiere medirse en función de cómo crece el parque y cómo crecen los empresarios del parque, pero también cómo aumenta la calidad de vida de sus 20,000 empleados y cómo aumenta la calidad de vida de los habitantes de esos ocho barrios.

En los últimos 10 años el espacio del parque se ha duplicado, al pasar de 700,000 metros cuadrados a 2,000,000 de metros cuadrados.

“Esto es una ciudad productiva. Pasar de zonas francas, que es un concepto cerrado a lo que quisiéramos ver, que es una ciudad productiva, donde cada elemento en su lugar y con un rol diferente vaya empujando a lo mismo: la calidad de vida de las personas que laboran dentro, de las personas del entorno, a través de exportación, generación de divisas y de poder colocarnos efectivamente en los mercados internacionales”, explicó.

Lama destacó que en las zonas francas surgen las mejores prácticas productivas, de manejo de personal y responsabilidad social, porque tienen que cumplir con estándares internacionales.

En ese contexto, recalcó que en la medida en que la experiencia fluya hacia la comunidad, se pueden compartir esas prácticas en el país, con la clase empresarial y trabajadora, para que mejoren sus estándares, calidad, responsabilidad y cumplimiento, producto de las enseñanzas del comercio internacional.

El Parque Industrial Víctor Espaillat Mera (Pivem) cuenta con muchas inversiones localesCon relación a los retos del sector zonas francas, el empresario afirmó que “tenemos que entender que lo que estábamos haciendo ayer hay otro haciéndolo mejor hoy y que estamos compitiendo con sitios donde están trabajando lo mismo. Tenemos que renovarnos cada día y ser más eficientes”.

Señaló que cualquier medida que se tome a nivel oficial y que vaya en contra de la seguridad o tranquilidad del inversionista, afecta las inversiones.

República Dominicana pasó de US$200 millones en exportaciones de tabaco a US$800 millones, porque en Estados Unidos aprobaron una ley que gravaba esos productos de tabaco y las compañías se fueron.

De igual manera, las exportaciones de dispositivos médicos y farmacéuticos aumentaron de US$250 millones a US$1,200 millones porque en Puerto Rico quitaron los incentivos a las zonas francas y las empresas se mudaron.

ADEMÁS:  AIRD: República Dominicana debe convertirse en exportador

“Aquí caímos en baja hace unos años porque en China se abrió una ciudad entera con incentivos que nosotros ni nos imaginamos”, agregó.

Además, señaló que hay una cantidad de incentivos que otros países están haciendo para atraer inversionistas, por lo que República Dominicana debe entender cuáles son sus fortalezas para poder compensar eso.

Para Lama, el ambiente internacional es muy favorable, sobre todo para el país, por razones de localización y cómo se está recomponiendo la importancia de los diferentes países en términos de exportaciones.

“Si no exportamos y no penetramos al mercado internacional, el país se aísla y es uno de los temas que reconozco del Gobierno, que ha habido la posibilidad de conversar con los diferentes ministerios”, resaltó”, resaltó.

Diversificación

A nivel nacional, prácticamente el 60% de las inversiones en zonas francas provienen de Norteamérica. En tanto, en la corporación hay inversiones venezolanas, holandesas, alemanas y la principal actividad va enfocada en inversiones americanas.

“Sin embargo, en este parque también hay una características, y es que hay muchas inversiones locales y eso es algo que no necesariamente se repite igual en otros parques del país”, detalló Lama.

Las empresas que operan en el parque son variadas, pero el sector con más espacio es el tabaco, el cual es muy importante para el Cibao, porque la región es responsable de la mayoría de las empresas fabricantes de cigarros y procesadoras de tabaco.

Miguel Lama aseguró que se ha ido creando un ambiente con las empresas que producen los insumos y que en el parque hay una que está fabricando las máquinas para hacer los cigarros.

Esa fábrica es única en la región y escogió el parque Pivem como su centro para abastecer a las empresas a nivel de Las Américas. Asimismo, hay empresas que se dedican a preparar mezclas de tabaco, otras que fabrican etiquetas, así como las cajas. “Lo que quiero decir es que es un clúster muy completo, el que quiere fabricar cigarros en este parque y en Santiago, están la mayoría de los insumos para ser competitivos”, destacó.

Las principales acciones de la corporación en los últimos años y de cara a los próximos dos o tres años se dirigen a la diversificación, mediante el fomento de inversiones de otros países y en otras áreas, como tecnología y desarrollo de software.

“La idea es seguir diversificando y poder crear una plataforma productiva lo más amplia posible y para eso nos hemos empeñado en crear unidades satélites alrededor del parque”, manifestó.

Cuando menciona las unidades satélites, Lama se refiere al Centro de Innovación y Capacitación Profesional (Capex), al Centro de Gestión del Talento (Cegesta) y la clínica Médica, un centro de atención primaria con estándares de servicios de alta calidad.

La corporación tiene previsto desarrollar un parque nuevo el año próximo, especializado en servicios empresariales y tecnológicos. Para eso están atrayendo nuevos inversionistas que puedan participar en esas áreas.

ADEMÁS:  Intercambio comercial entre República Dominicana y Reino Unido suma US$210.41 millones

Impacto

El presidente de la Corporación Zona Franca Santiago considera que el impacto de ese sector a nivel regional es muy importante, debido a que la región Norte y el Cibao representan el 50% de las zonas francas del país y generan alrededor de 90,000 empleos directos, además de las divisas que generan.

Cada día el valor agregado nacional es mayor, las empresa de zonas francas compran los insumos a empresas locales por un valor superior a los RD$50,000 millones.

Del mismo modo, esas empresas pagan impuestos, impuesto sobre transferencia de bienes industrializados y servicios (ITBIS), por lo que los beneficios llegan a la comunidad en general, los empresarios y el resto del país.

“Por eso defendemos la Ley de Zonas Francas y los incentivos. Es el formato bajo el cual crecen todas la zonas francas a nivel mundial, si no hay esos incentivos las zonas francas desaparecen”, resaltó Lama.

Externó su deseo de que cada día el país se convierta en una zona franca y que las empresas que operan en el mercado doméstico puedan gozar de esos incentivos que les permiten ser más exportadoras y más competitivas.

Ampliaciones

Los recursos del parque se reinvierten en programas de apoyo a actividades de empresas que fomenten el desarrollo de Santiago, de la región y del país.

El presidente de la Corporación Zona Franca Santiago, Miguel Lama, y el director de elDinero, Jairon Severino.

La corporación ha habilitado importantes extensiones territoriales para ampliaciones, nuevas infraestructuras y tecnología con el objetivo de elevar los estándares del parque para que esté a los niveles de las expectativas de los inversionistas, que a nivel mundial hacen ese tipo de operaciones.

En los últimos 10 años, el parque se ha duplicado en tamaño, al pasar de 700,000 metros cuadrados a 2,000,000 de metros cuadrados en terreno.

En términos de infraestructura, pasó de los 300,000 metros cuadrados de techo a casi 600,000 metros cuadrados.

“Hemos aumentado mucho la capacidad, obviamente a nivel de empleo no se tiene el mismo impacto, porque la mezcla de las empresas no es la misma. Ahora mismo tenemos empresas que son más intensivas en capital, que es mano de obra”, explicó.

Además, de los 200 edificios con los que cuenta el parque, han remodelado más del 90%. Algunas empresas solicitan especificaciones generales para su nave.

Puerto de Manzanillo

De acuerdo con Miguel Lama, cuando comenzaron las zonas francas en el país, nadie pensaba que en un lugar como Santiago podían prosperar, porque no había puertos. “Pero ese paradigma se rompió, porque Santiago creó condiciones como la Universidad Católica Madre y Maestra (PUCMM) graduando ingenieros e inversionistas que se arriesgaron a competir”.

Para la corporación es vital que la conectividad mejore y no basta con que el país tenga localización privilegiada con respecto al mercado norteamericano, ni que tenga tratados de libre comercio como los que tiene. Tampoco basta con la Ley 8-90 de Fomento a las Zonas Francas.

ADEMÁS:  Productos de zonas francas encabezan las exportaciones dominicanas

Aseguró que el puerto de Manzanillo fue manejado y operado por la corporación durante un año y medio, pero que el proyecto no prosperó porque el Gobierno debía otorgar los terrenos y no lo hizo.

“Con 4,000 metros de espigón no se puede operar el puerto, se necesitan los terrenos”.

Agregó que los puertos concesionados privados son los que generan el 90% de la carga nacional, lo que significa que la gestión privada es buena.

Señaló que hay intereses que no quieren que el puerto se opere con criterio.

Ventajas

Dentro de las ventajas del país para las nuevas inversiones, Miguel Lama señaló la localización estratégica en Las Américas.

Además, de los aeropuertos y puertos que conforman la logística como base para desarrollar los negocios internacionales.

Agregó que no hay otro lugar con las características del país y la isla. “Porque tienes producción con República Dominicana y coproducción con Haití, que ofrece condiciones diferentes por los tratados de libre comercio y la mano de obra. Cuando sumas eso y comparas con Centroamérica, Sudamérica y demás, el país está en una posición muy buena y tenemos una ley de zonas francas muy buena”, expresó.

Explicó que las empresas de alta mano de obra han perdido competitividad en el país en gran medida y que por eso es importante la combinación de República Dominicana con Haití.

“La combinación de hacer parte del producto aquí y parte en Haití permite que los productos nuestros lleguen a esos mercados internacionales”, aseguró.

A nivel institucional, Lama indicó que la corporación es un ejemplo en cuanto a gobernanza. La dirección de la CZFS y la gestión del Pivem están a cargo del sector privado.

“Esa composición le da mucha solidez a la institución. Es responsable del avance que hemos tenido y marca una diferencia de lo que ha ocurrido con otros parques, sobre todo los parques públicos”.

En cuanto a las inversiones que hace la entidad en diversificación, mencionó el Aeropuerto Internacional del Cibao, del cual la corporación forma parte de sus principales accionistas, y el Hospital Metropolitano de Santiago.

Competitividad

Miguel Lama aseguró que la mejor competitividad que como parque pueden ofrecer a los inversionistas es tener un ambiente sin problemas.

Explicó que algunas empresas tenían consultorios, pero ya en Médica le ofrecen esos servicios, al igual que Capex, donde las compañías pueden capacitar a su personal.

Historia de la corporación

En palabras de su presidente, la Corporación Zona Franca Santiago (CZFS) es una ONG, que cumple 45 años en marzo y cuya principal responsabilidad ha sido desarrollar el Parque Industrial Víctor Espaillat Mera (Pivem), en Santiago.
Ese proyecto, que inició en el año 1974, cuenta con alrededor de 90 empresas, que funcionan en unos 200 edificios y que generan 20,000 empleos e importantes ingresos de divisas.

Además de otras actividades en las cuales la corporación se desenvuelve e impacta de manera positiva no solamente a Santiago y las áreas de entorno, sino también a toda la región.

También es el primer modelo exitoso de gestión público-privada y el parque de Zona Franca más grande del país.
Su consejo directivo está compuesto por nueve miembros, que representan al Gobierno, el ayuntamiento local y universidades privadas y al empresariado.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close