La guerra comercial de Trump no frena las exportaciones chinas

EL MUNDO-ESPAÑA 12 OCT. 2018 12:13

La guerra comercial contra China que abandera la administración de EEUU que lidera Donald Trump no parece estar teniendo efecto en las exportaciones de ese país que en septiembre volvieron a registrar un nuevo récord y un superávit en la balanza comercial bilateral entre ambas naciones de 34.130 millones de dólares, según las cifras difundidas por la Administración General de Aduanas local.Las exportaciones del país asiático aumentaron un 14,5% superando no sólo las cifras de agosto (un alza del 9,8%) sino las estimaciones de los expertos que opinaron que ese crecimiento no alcanzaría el 9%.Según Bloomberg, esta tendencia no puede continuar y sólo se explica por el énfasis de las firmas chinas en enviar la máxima cantidad de productos antes de que sientan los efectos de los 250.000 millones de dólares en aranceles impuestos por Washington.

Sin embargo, la producción china también se ha beneficiado de la continua depreciación del yuan, que se ha devaluado hasta un 9% con respecto al dólar desde abril, y la aproximación de las fiestas de Navidad y Acción de Gracias.Las firmas especializadas siguen incidiendo en que la pugna comercial representará un significativo daño para ambas economías.”Estimamos que los aranceles reducirán un 0,6% del crecimiento” que registrará China, advirtió Standard Chartered en un reciente análisis.El portavoz de la Administración General de Aduanas, Li Kaiwen, incidió en que este desempeño “sienta una base sólida para la perspectiva comercial de todo el año, impulsado por el rápido crecimiento de las empresas privadas y la diversificación de los canales comerciales con más economías emergentes, como Rusia y Polonia”.Curiosamente, según los guarismos oficiales, lo que sí se ha resentido han sido las importaciones procedentes de EEUU, que bajaron un 1,2% tras haber aumentado en agosto. Las compras de soja norteamericano, por ejemplo, se desplomaron en agosto y representaron sólo un 2% de las exportaciones de EEUU cuando en el mismo mes del año pasado eran el 57%.Pekín ha aplicado sus aranceles con un claro calado político ya que los granjeros de los estados productores de esta semilla votaron mayoritariamente a Trump en los comicios presidenciales.La auténtica “guerra fría” que libran los dos países continúa su dinámica imparable desbordando la pugna comercial y amenaza ahora con extenderse a todos los ámbitos de la relación bilateral, después de que Washington anunciara nuevas restricciones a la exportación de tecnología nuclear a la nación asiática, que el año pasado fue el segundo mercado mundial para ese sector norteamericano sólo por detrás de Gran Bretaña.”Puedo hacer muchas más cosas”La decisión fue difundida en medio de una nueva andanada dialéctica del propio Trump que en una entrevista en televisión amenazó con tomar nuevas acciones en esta confrontación.”Los aranceles han tenido un gran impacto. Su economía ha disminuido de forma sustancial. Puedo hacer muchas más cosas. No quiero hacerlo pero tienen que sentarse en la mesa (de negociación). Han vivido muy bien durante mucho tiempo y piensan que los estadounidenses son estúpidos y no lo son”, afirmó.Los medios de propaganda chinos replicaron hoy con toda una serie de artículos en los que descalificaban el reciente discurso del vicepresidente estadounidense, Mike Pence, que decían forma parte de una “campaña de difamación sistemática”, en palabras de la agencia Xinhua. Pence acusó a Pekín de pretender socavar el poder político de Trump influyendo en las próximas elecciones legislativas. “Al igual que muchas rondas previas en las que EEUU intentó lanzar lodo sobre China, la última provocación apesta a mentalidad de la guerra fría y al arrogante estilo americano”, añadía la agencia oficial china.El sector más moderado del gobierno que comanda Trump intenta frenar esta espiral con un posible encuentro entre el dirigente norteamericano y el presidente Xi Jinping en noviembre, tras la cita del G20 que se celebrará a finales de ese mes en Buenos Aires, según adelantó el matutino The Wall Street Journal.En el equipo norteamericano que está organizando el posible encuentro figura el nieto del ex presidente Richard Nixon, Christopher Nixon Cox, un guiño a la historia ya que fue ese mandatario quien tras demonizar a Pekín durante años después se avino a reanudar relaciones diplomáticas con el gobierno comunista.TE PUEDE INTERESAR

 

 

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close