Uncategorized

Cómo el aguacate se convirtió en la fruta del comercio global

Por BROOK LARMER 2 de abril de 2018 Volver al artículo principalComparte esta página

Bajo los volcanes del estado mexicano de Michoacán, los violentos cárteles se enfrentan para dominar un oscuro y lucrativo mercado. Uno de ellos, llamado la Familia Michoacana, anunció su presencia hace cerca de una década al arrojar las cabezas de cinco rivales en una pista de baile en Uruapan. Luego llegaron a hacerle competencia los Caballeros Templarios, quienes decían tener un código caballeresco de honor mientras cobraban cuotas, extorsionaban y secuestraban a los granjeros y usurpaban sus tierras. Las fuerzas de seguridad mexicanas y los terratenientes locales han tratado de enfrentarlos, pero los combativos cárteles siguen escindiéndose y proliferando. En marzo, un grupo armado conocido como los Viagras —al parecer así nombrados por la manera como luce el cabello engomado hacia arriba de su líder— sembró el caos al incendiar decenas de vehículos y cerrar con éxito la principal carretera del estado. Un incendio tuvo lugar no muy lejos de donde un hombre de negocios estadounidense llamado Steve Barnard tiene una planta empacadora en Uruapan. “Conducir por las carreteras es demasiado peligroso”, dice Barnard. Los dueños de las granjas “deben tener mucho cuidado para que no los secuestren”.

El producto precioso que impulsa la economía michoacana y alimenta una obsesión estadounidense no es ni la marihuana ni las metanfetaminas, sino el aguacate (o palta en algunos países), que los habitantes han comenzado a llamar “oro verde”. México produce más aguacates que ningún otro país del mundo —cerca de un tercio del total mundial— y la mayoría de los cultivos se ubican en el rico suelo volcánico de Michoacán. Un milagro del comercio moderno es que en 2017, el año con mayor violencia registrada en México, este estado agobiado por los cárteles haya exportado más de 771 millones de kilogramos de aguacate hass a Estados Unidos, lo que ayudó a que el aguacate superara a los plátanos como la fruta de importación con mayor valor en Estados Unidos. Nueve de cada diez aguacates importados a Estados Unidos provienen de Michoacán.

National Geographic reconoce su pasado racista y busca cambiar su futuroSin embargo,

la verdadera maravilla del comercio mexicano del aguacate no es tanto su volumen, sino la velocidad de su crecimiento repentino. Los aguacates se han cultivado en México durante cerca de nueve mil años (se dice que cuando los conquistadores españoles vieron por primera vez esta fruta alargada a principios del siglo XVI, lo llamaron “aguacate” a partir de la palabra en náhuatl ahuacatl, que significa testículo). A pesar de esta historia antigua, México exportó muy pocos aguacates —y no a Estados Unidos— a lo largo de la década de los ochenta, cuando la empresa de Barnard, Mission Produce, con sede en California, abrió la primera planta empacadora en Uruapan. Estados Unidos había prohibido los aguacates mexicanos desde 1914, debido al miedo a infestaciones de insectos y a una competencia más barata. No obstante, en 1994, México, Canadá y Estados Unidos suscribieron el Tratado de Libre Comercio de América del Norte y poco después Estados Unidos levantó la prohibición.

 

A eso le siguió el auge del aguacate. En 1994, los estadounidenses consumían un poco más de medio kilo por persona al año, casi todo proveniente de agricultores californianos, cuya cosecha se da solo en el verano. Hoy en día, esa cifra ha aumentado a 3,2 kilogramos por persona al año. Alimentada por una creciente comunidad latina y por estrellas de Hollywood que promueven los beneficios para la salud de las grasas no saturadas de esta fruta (Miley Cyrus tiene tatuado un aguacate en el brazo, por ejemplo); la locura estadounidense por el aguacate se ha intensificado año con año. En las semanas previas al Supertazón se consumió un estimado de 61 millones de kilogramos de aguacate (el día del campeonato de la NFL es cuando más aguacate se consume en Estados Unidos, seguido del 5 de mayo). “El auge nos tomó a todos por sorpresa”, dijo Barnard, cuya compañía es la mayor distribuidora mundial de aguacate. “En verdad estamos batallando. Crecemos entre un 10 y un 15 por ciento al año, pero ni así podemos seguir el ritmo de la demanda”.

A menudo Donald Trump ha despotricado en contra del TLCAN, llamándolo “el peor acuerdo comercial jamás firmado”. Sin embargo, su enfoque en la pérdida de empleos de manufactura en EE. UU. —que se ha sentido de manera marcada en las industrias textil y automotriz— soslaya uno de los beneficios a largo plazo del tratado: la gran alza que ha provocado en el comercio agrícola y la satisfacción de los consumidores en los tres países. Con el TLCAN, el flujo de este producto mexicano a lo largo de todo el año ha llenado los huecos estacionales en los supermercados de Estados Unidos y ha modificado la forma de comer de los estadounidenses. El auge del aguacate ha generado daño ambiental —algunos de los bosques de coníferas de Michoacán se han remplazado con huertos de aguacate—, pero ha sido bueno para los agricultores mexicanos que, gracias a esto, han podido resistir la tentación de unirse al narcotráfico o migrar a EE. UU. y para los estadounidenses que han podido atracarse de guacamole durante el invierno. De acuerdo con un estudio de 2016 encargado por un grupo de mercadotecnia para compradores y productores de aguacates mexicanos, la cadena de suministro de esta fruta también ha creado cerca de 19.000 empleos en Estados Unidos y ha añadido más de 2200 millones de dólares al producto interno bruto.

FUENTE: THE NEW YORK TIMES

FOTOGRAFÍA: THE NEW YORK TIMES

 

 

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s