Uncategorized

Alzas en petróleo, trigo, maíz y soya amenazan precios internos en Costa Rica

 Aumentos recientes afectan transporte de productos, elaboración de pan y costos de producción de cerdos, pollo y huevos

Un incremento en las cotizaciones internacionales de materias primas, como petróleo, trigo, maíz y soya, que se experimenta desde finales del año pasado, amenaza con elevar los precios internos en Costa Rica, e incluso podría alterar los controles sobre la inflación.

Todas esas materias primas vienen de un periodo de estabilidad o incluso de caídas en sus precios externos, pero a partir del cuarto trimestre del año pasado presentan una recuperación en las cotizaciones.

La mayor preocupación se da por el ajuste hacia arriba de los precios del petróleo. Por ejemplo, solo la gasolina tiene una ponderación de 2,91 en la inflación y los combustibles, en general, de 3,33. Foto: Archivo

El maíz, por ejemplo, subió 9% entre el 13 de diciembre y el 22 de febrero, según las cotizaciones en la bolsa estadounidense.

En tanto, la soya subió 8,7% entre el 21 de diciembre del año pasado y este 22 de febrero, mientras que el petróleo aumentó 36% entre el 30 de agosto del año pasado y, también, el 22 febrero.

“Lo que se está viendo, desde hace algunos meses, es un crecimiento, en general, en materias primas industriales, en algunos productos industriales. No es nada desproporcionado, pero es una tendencia al alza que obvio nos va a afectar”, explicó el economista de la consultora Consejeros Económico y Financieros S. A. (Cefsa), Fernando Naranjo.

En su más reciente Comentario sobre la economía nacional, de enero pasado, el Banco Central señaló que la cotización del cóctel de hidrocarburos que importa Costa Rica aumentó de $58,5, en julio, a $71,8, en diciembre pasado.

Eduardo Prado, gerente del Banco Central de Costa Rica (BCCR), explicó que en el Programa Macroeconómico 2018-2019 se contempla una relativa estabilidad en el precio de las materias primas, aunque con precios superiores a los observados en el lapso 2016-2017, en especial, los de hidrocarburos.

LEA TAMBIÉN

Banco Central prevé fuerte alza en déficit del Gobierno en los próximos dos años

Sin embargo, agregó, se reconoce que si presentaran incrementos mayores a los incorporados en la Programación Macroeconómica para el bienio 2018-2019, el BCCR evaluaría la situación y de ser necesario tomaría las acciones que considere apropiadas con el fin de evitar efectos de segunda ronda sobre la inflación.

“Lo observado hasta el momento no difiere significativamente de lo supuesto en el ejercicio de la programación macroeconómica”, aclaró el funcionario.

Francisco Arias, gerente senior de de Relaciones Corporativas y Ganaderas de Dos Pinos, dijo que, en efecto, se observan tendencias alcistas en los precios internacionales de materias primas importantes, entre ellos el petróleo, que afectan la competitividad del país.

El petróleo, el maíz y la soya, pertenecen a un grupo de productos importados cuyas alzas golpean los costos de producción por varios flancos.

“Costa Rica es además un lugar donde operar tiene un costo elevado comparado con otros países de la región, lo que se refleja en el precio de los servicios públicos, que aunado al déficit en infraestructura pública, impactan los costos operativos de las empresas”, detalló.

Arias agregó que Dos Pinos ha absorbido muchos de los impactos generados por el comportamiento del mercado de insumos, servicios y materias primas, del cual siempre están atentos.

Referencia en precios

Mientras tanto, la empresa Molinos de Costa Rica S. A., el mayor distribuidor de harina en el país, ya anunció un incremento en el precio de este insumo para panificación, consecuencia del incremento en el precio internacional de los denominados “trigos duros de primavera”.

La empresa señaló que ese tipo de trigo subió 11% desde el 15 de noviembre del 2017 a la segunda semana de febrero de este año.

El pan tiene una ponderación de 2,28 en la escala de 100 de los productos que se incluyen en el índice de precios al consumidor (IPC), según el documento de metodología publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC). Por esto, su importancia en esa medición es muy relevante.

Renato Alvarado, presidente de la Cámara Nacional de Porcicultores, reconoció que el incremento en el precio de los concentrados para alimentación animal no ha sido tan fuerte aún.

LEA TAMBIÉN

Fuerte alza en harina de trigo afectará el precio del pan

Pero dijo que la semana antepasada ya se presentó un pequeño ajuste en el valor de ese producto.

La carne de cerdo tiene un peso o ponderación de 0,54 en el IPC, según el INEC.

Los concentrados para alimentación animal se elaboran a partir de maíz y soya, todos importados especialmente de Estados Unidos. Se utilizan en la alimentación de cerdos, pollos, gallinas y, en menor grado, en ganado.

Un eventual aumento en el precio del pollo y el huevo también tendría efecto en la inflación. El pollo tiene una ponderación de 1,01 en el IPC y los huevos, de 0,63.

Mayor preocupación

Lo más preocupante hasta ahora se da en lo relativo al precio del petróleo, analizó el economista Naranjo. Desde el segundo semestre –agosto o setiembre– del año pasado, vemos un proceso continuado de ajuste al alza en los precios del petróleo. Eso se debe a que la demanda ha sido mayor que la oferta, los inventarios entonces han caído y, como consecuencia, el precio empieza a aumentar, agregó.

LEA TAMBIÉN

Precio mensual del trigo se comporta al alza desde mayo pasado

Él detalló que según el último informe del Banco Mundial, la situación con el petróleo se va a mantener al menos hasta marzo. El precio del crudo de referencia en Estados Unidos estaría por encima de los $62 el barril, según esa fuente.

A partir de la entrada del verano en el hemisferio norte se espera una vuelta al equilibrio entre la oferta y la demanda del crudo, por lo que los analistas estiman que el precio no debería seguir creciendo.

Aún así, el impacto de la situación transitoria de aumentos hará que el precio promedio del petróleo, en este 2018, sea mayor con un aumento de entre 10% y 12% respecto al valor promedio del 2017, recordó Naranjo, al citar análisis de expertos del mercado petrolero.

Además, ese combustible impacta en la cadena de producción, pues se usa en tractores, calderas, en transporte de productos y otros campos.

Solo lo relacionado a combustibles para vehículo se mide en el IPC con una ponderación o peso de 3,33 de 100. Tomado de la Nación-Costa Rica/ Fuente externa

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s