Uncategorized

Una treintena de senadores republicanos le pide a Trump que no abandone el TLC

 

Los legisladores reclaman al presidente de EE UU que vuelva a negociar el tratado para adaptarlo a la economía del siglo XXI

1517358162_174512_1517358447_noticia_normal_recorte1 (1)

Tomado de EL PAIS-ESPAÑA

IGNACIO FARIZA

 

 

El Partido Republicano sigue moviendo hilos para que Donald Trump, uno de los suyos, no dé la estocada final al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLC), que une a Estados Unidos con México y Canadá desde 1994. En una carta, 36 de los 51 senadores del partido conservador han pedido este martes a Trump que mantenga un acuerdo, del que dependen 14 millones de empleos en EE UU y 1,3 billones de dólares en comercio trilateral. “El siguiente paso para hacer avanzar la economía requiere que mantengamos el TLC en su sitio, modernizándolo para que refleje mejor nuestra economía del siglo XXI”, concluyen los legisladores.

La carta ha visto la luz pocas horas antes de que Trump haya pronunciado el discurso sobre el estado de la Nación, en el que el magnate republicano ha hecho referencia a los acuerdos comerciales internacionales. Una de las grandes promesas de campaña de Trump fue renegociar el TLC, que califica de “injusto”, o en su defecto sacar a su país del tratado, como ya hizo con el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP).

Una treintena de senadores republicanos le pide a Trump que no abandone el TLC EE UU tensa aún más la negociación del TLC: “El progreso es muy lento”

El campo estadounidense aumenta la presión sobre Trump para que no deje el TLC

Los principales desacuerdos en la renegociación del TLC

Los fabricantes de coches le dicen a Trump que el TLC funciona

“Le escribimos hoy para reafirmar los beneficios del TLC y para felicitarle por sus esfuerzos para modernizar el acuerdo y situar a América primero”, arranca la misiva, con un guiño hacia uno de los lemas preferidos de Trump al hablar de comercio internacional. “Usted tiene la oportunidad de desatar la economía estadounidense como ningún otro presidente ha hecho nunca antes y de alimentar un crecimiento histórico”. A renglón seguido, los 36 firmantes destacan que el tratado ha “conducido” a los tres países a incrementar sus lazos comerciales hasta el 1,3 billón de dólares en intercambios anuales.

“Ya sean industriales, granjeros o compañías aseguradoras, una amplia gama de sectores de los Estados Unidos se han visto beneficiados por este acuerdo. Y los consumidores estadounidenses también lo han hecho. Canadienses y mexicanos compran anualmente 500.000 millones de dólares en productos manufacturados en EE UU, lo que equivale a un ingreso medio de 37.000 dólares por cada trabajador industrial”, agregan. “Las exportaciones agrícolas a ambos países se han cuadruplicado desde que se firmó el acuerdo, de 8.900 millones de dólares al año en 1993 a 38.100 millones en 2016”. Los senadores republicanos subrayan que 14 millones de empleos dependen directamente del TLC, “miles de empleos en cada uno de los 50 Estados [de EE UU]”.

“Pese a todos estos beneficios”, reconocen los legisladores, entre los que están dos ex precandidatos de su partido para las elecciones presidenciales, Ted Cruz (Texas) y Rand Paul (Kentucky), “podríamos hacerlo mejor y hay oportunidades para mejorar el TLC: modernizarlo para incrementar el acceso a mercados, aumentar las exportaciones de energía, maximizar la producción doméstica, e incluir provisiones en propiedad intelectual y comercio electrónico que conviertan a este acuerdo en aún más beneficioso para los EE UU”.

El texto finaliza con una alusión directa a Trump. “Señor presidente: su liderazgo ha dado un impulso a nuestra economía. La reciente reforma fiscal ya está llevando a un mayor éxito económico a todos los sectores, y la Bolsa está en máximos históricos. El siguiente paso para hacer avanzar la economía requiere que mantengamos el TLC en su sitio, modernizándolo para que refleje mejor nuestra economía del siglo XXI. Esperamos poder trabajar con usted y su Administración para hacer de la modernización una realidad y llevar a los americanos un todavía mayor éxito económico”, cierran.

La treintena de senadores republicanos que suscriben el texto representan a una treintena de Estados de toda la geografía estadounidense. Entre los territorios representados -muchos de ellos, los que le dieron la victoria a Trump en las presidenciales de 2016- están algunos de los que mayor porcentaje de sus exportaciones se juega con la continuidad o no del tratado: Ohio, Texas, Carolina del Sur, Dakota del Sur o Luisiana. En la mayoría de casos, la agricultura y la ganadería desempeñan un papel esencial en su matriz productiva. Cuatro de los firmantes -Roger Wicker (Mississippi), Deb Fischer (Nebraska), John Barrasso (Wyoming) y Ted Cruz (Texas)- se disputarán su reelección en los comicios legislativos de noviembre. Demasiados intereses en juego como para ponerlos en riesgo dejando un tratado que ha sido ampliamente beneficioso para EE UU.

 

 

 

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s