El “renacimiento” de Eurozona muestras signos sorprendentes

 

En la primera encuesta mensual de Bloomberg del año, los encuestados han incrementado su perspectiva de crecimiento para 2018 hasta el 2,2%, cerca del ritmo del 2,4% estimado para el año pasado, el máximo en una década. La Eurozona comenzó el año con una serie de datos positivos, entre ellos un dato de confianza empresarial muy sólido en Alemania y Francia, sus mayores economías. Después de que la zona del euro se haya librado del calificativo de ‘hombre enfermo’ que se le puso durante mucho tiempo, las mejoras han dado un nuevo ímpetu a los halcones del Banco Central Europeo para poner fin al estímulo monetario de la era de la crisis, según destacan desde Bloomberg.

“El ciclo actual tiene mucho combustible en el tanque”, explica Ángel Talavera, economista de Oxford Economics en Londres. “El rebote en los indicadores proporciona una imagen de crecimiento más consistente para la Eurozona”. El BCE ha reconocido la recuperación, y ha señalado en comentarios publicados la semana pasada que ve una expansión “cada vez más autosuficiente”.

Además, en las actas del BCE se han dejado entrever signos de que la orientación sobre acciones futuras en materia de política monetaria podría revisarse a principios de este año. No obstante, dado que la inflación aún está por debajo del objetivo del BCE de justo por debajo del 2%, cualquier cambio será gradual. Los economistas prevén un crecimiento de los precios al consumidor de un promedio del 1,5% este año y el 1,6% en 2019, y ningún aumento en las tasas de interés hasta 2019.

A medida que la economía mejora, el euro ha recibido un impulso importante, y ya ha subido un 1,6% este año, después de la apreciación del 14% en 2017. Existe el riesgo de que esto incida en el crecimiento y reduzca la inflación general. La producción industrial de la zona del euro ha subido más de lo previsto en noviembre y el desempleo continúa disminuyendo lentamente. La tasa de paro está en el 8,7%, el nivel más bajo desde 2009. Esto sucede con la inflación por debajo del 2%, lo que podría permitir que el crecimiento económico sea sostenible durante más tiempo sin erosionar la competitividad del sector productivo de la Eurozona.

Todo este crecimiento interno no está deteriorando la posición exterior del área euro. El superávit por cuenta corriente de la Eurozona fue de 129.000 millones de euros en el tercer trimestre de 2017, frente a los 94.000 millones del mismo trimestre de 2016. Este vasto superávit de la balanza por cuenta corriente indica que la Eurozona está produciendo mucho más de lo que consume e invierte a nivel interno a pesar del fuerte crecimiento económico y de la intensa creación de empleo. La producción que ‘sobra’ se exporta, lo que junto a la balanza de rentas y de transferencias crean este superávit.

Fuente:

Publicado el: 18 enero, 2018

Por: Hoy

e-mail: info@hoy.com.do

 

 

 

 

 

 

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close