DONALD GUERRERO, MINISTRO DE HACIENDA, ASEGURA QUE EN 2018 CONTINUARÁ LA DISCIPLINA EN EL GASTO Y EL DÉFICIT

 

Presa Monte Grande ya es un hecho

 

La política fiscal del Gobierno sigue centrada en la consolidación, es decir, en el cambio en la composición de la deuda y una disminución sostenida del déficit fiscal y, fundamentalmente, en seguir dando prioridad al gasto social.

El compromiso es ser un Gobierno disciplinado en el manejo del gasto público, asegura el ministro de Hacienda Donald Guerrero, al hablar en exclusiva para LISTÍN DIARIO.

Asegura que el año cerrará acorde a lo proyectado, pese al impacto dejado por huracanes de septiembre pasado.

Manifestó su optimismo con el 2018, cuyas proyecciones son de un crecimiento superior al 5% del producto interno bruto (PIB), sobre todo, impulsado en el crecimiento de la economía estadounidense que por cada punto que crece incide en un 1.5% de aumento en la dominicana. También se proyecta la misma tendencia de consolidación en las cuentas externas, con un déficit de cuenta corriente en la balanza de pagos por debajo del 1% del PIB.  También dijo que antes del 15 de mes el Gobierno habrá entregado los RD$14,000 millones de regalía pascual a todos los servidores públicos. Sobre la planta de Punta Catalina manifestó que la primera planta entrará en septiembre de 2018 y la segunda en enero de 2019, lo que reducirá el costo promedio de compra de energía que hacen las Edes (Empresas Distribuidoras de Energía) para mayor certeza y sostenibilidad a las finanzas públicas.

¿Qué nos cuenta sobre el cierre del año?
Vamos caminando a cerrar el año como fue proyectado y fue estimado en el Presupuesto. Por el lado de los ingresos tenemos al día de hoy el 99% de la meta y debemos cerrar entre el 99% y el 99.5%, es decir, muy cerca del 100%, a pesar de que septiembre nos afectó mucho por el tema de los huracanes. Aun así el año, tanto por el lado de los ingresos como del gasto, está según el presupuesto que se estimó y vamos a concluir con el déficit que se estimó para 2017 de 2.3% del producto interno bruto (PIB). De manera que todos los parámetros fundamentales del presupuesto se van a cumplir como fueron estimados.

 

¿Y la deuda?
Por el lado de la deuda el país pudo acceder a los mercados de colocación tanto locales como internacionales y eso se evidencia en el hecho de que las deudas en pesos y en dólares fueron muy exitosas, alcanzando tasas históricas de colocación.

Recordó que la colocación soberana para la construcción de la Central Termoeléctrica de Punta Catalina, en mayo, fue recibida con una tasa de interés que hablan muy bien de la calidad del trabajo que se viene haciendo en el área económica del Gobierno y la credibilidad que tienen los organismos internacionales y los bancos de inversión sobre el comportamiento de la economía dominicana. Eso es importante porque no es lo que uno dice como funcionario, sino la misma impresión de quienes apuestan y ponen dinero en República Dominicana y tienen la oportunidad de ir como banco de inversión, y optar por títulos de deuda de República Dominicana, de Argentina, Chile, México. Cuando sale una emisión de República Dominicana todos acuden y la demanda que hemos recibido es de varios múltiplos del valor facial que estamos colocando.

La percepción que hay sobre el comportamiento de la economía, el optimismo con que los mercados ven de forma consistente cómo los números se han ido cumpliendo, tanto en la parte monetaria, gracias al excelente trabajo que realiza el Banco Central como en la parte fiscal, pues ambos vamos caminando en la dirección que hemos planificado y los mercados lo valoran y lo aprecian. El país cierra este año, no solamente como mencionaba, con una ejecución presupuestaria acorde a lo que se había estimado, sino también con números muy prometedores en el balance del sector externo.

¿Cómo se comporta el sector externo?
Estamos caminando hacia un cierre histórico en cuanto al tamaño pequeño de déficit de cuenta corriente, que debe de estar por el orden del 1% gracias al dinamismo que siguen mostrando los sectores más dinámicos de la economía, generadores de divisas tanto la inversión extranjera directa, el turismo, como  las remesas de los dominicanos en el exterior.

Este año probablemente vamos a pasar de los US$10,000 millones en exportaciones, es la información que han compartido los amigos de la Adoexpo y apunta que el ingreso de divisas estaría por encima de los US$25,000 millones en la economía, por exportaciones, IED y remesas.

¿Fue superado el tema de que el sector privado sentía una política fiscal sumamente restrictiva?

Los comentarios, válidos, del sector privado, de que la carga no está pareja porque hay sectores que no pagan lo que deberían y hay otros que sienten que están pagando mucho. Tenemos tasas impositivas relativamente altas: un 18% de ITBIS, un 27% de impuesto sobre la renta, son tasas que están en sus niveles máximos. Hay sectores que cargan con el peso propio y cuando se comparan con otros que tienen exenciones y están libres de pagar esos tributos, entonces sienten que hay una desigualdad en el tratamiento. Como país, vemos que las autoridades fiscales sí entendemos que a pesar del esfuerzo que venimos haciendo seguimos cerrando con presiones fiscales muy bajas cuando nos comparamos con América Latina. Este año vamos a estar alrededor del 15% sobre el PIB, pero América Latina está en un 23%, de manera que los niveles de evasión y de fraude fiscal todavía pesan mucho en la economía y pesan mucho en las recaudaciones. Cuando podamos ir reduciendo esos niveles de evasión, a medida que aumentemos los esfuerzos que están haciendo Aduanas e Impuestos Internos vamos a estar en capacidad de revisar tasas hacia abajo, pero para eso primero tenemos que reducir la evasión. Nosotros tenemos unos niveles de evasión que superan en el caso del ISR de personas físicas y personas jurídicas en ambos casos el 50% de la evasión, y en el caso del ITBIS supera el 42%.

Entonces, cada punto que nosotros logremos reducir de evasión entre las tres figuras significan RD$7,100 millones, es decir, alrededor de casi US$150 millones por cada punto.

Lo que deberíamos registrar nosotros es que los nuestros están exageradamente altos, ya que en todas las economías siempre hay algún nivel de evasión. Pero a medida que vayamos avanzando y con los planes que estamos ejecutando en la DGII y en Aduanas en el mediano plazo deberíamos reducir esa evasión en un 50% de los niveles donde está. En alrededor de 20% de lo que estamos ahora, en 50%.

¿Cómo se reducirá la evasión?, ¿Con medidas administrativas?
En parte sí. Con cambios estructurales, sobre todo como se hacen las cosas que venimos implementando. Tenemos que evolucionar de la factura fiscal a la factura electrónica. Los países de América Latina, y los de Europa ni hablar, como Chile, Uruguay, México, que han implementado la factura electrónica y por su trazabilidad han podido controlar los niveles de evasión. México en un período corto, en un período de tres años, ha podido reducir los niveles de evasión, que estaba en los mismos niveles que nosotros. Estamos trabajando con Chile, que nos está dando mucho apoyo para implementar la factura electrónica y entendemos que para el año 2019, en el curso de los próximos 13 meses, vamos a estar listos para entrar en la primera etapa que abarcará a las grandes empresas y comercios del país. Sí estamos hablando de mejoras en las recaudaciones con medidas administrativas y con cambios en procesos y con la evolución de control y fiscalización. Eso nos permitirá aumentar los niveles de presión fiscal, hacer las contribuciones por impuestos más equitativas para todos los sectores.

 

Monte Grande va
El presidente tiene un gran compromiso con el Sur. En términos de obras viales el Sur está en un proceso de transformación importante. El Ministerio de Obras Públicas y el Programa RD-Vial está ejecutando primero la Circunvalación de Azua y tiene contemplado iniciar en los próximos meses la Circunvalación de Baní.

Pero tan importante como eso es el compromiso que tiene el presidente con la construcción de la presa de Monte Grande. Esta semana en una reunión en Palacio con el director del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos, Olgo Fernández; y con la empresa que tiene a su cargo esa obra se comprometió a que este mismo mes de diciembre iniciar la construcción de la Presa de Monte Grande y no detenerla hasta concluirla en un período de 30 meses. Esto es muy importante para el Sur por los niveles de pobreza que usted conoce que hay en esa zona y por el beneficio que va a tener en una cantidad importante de tareas que están sin riego o con niveles de riego muy marginales.

“Estamos hablando de cerca de 500,000 tareas que se van a irrigar con la Presa de Monte Grande en adición  a las obras colaterales de control de inundaciones, del centro poblado para desplazar a las familias que están bajo la influencia de la presa. Es una obra muy importante que va a generar durante su período de construcción cerca de 2,000 empleos en la zona”.

Sobre la parte turística que comprende el Polo IV, Barahona, y abarca a otras provincias como Pedernales, que tiene a Bahía de las Águilas, citó las construcciones de varios hoteles y el problema de la titularidad de la tierra, sobre lo que dijo estar convencido de que el desarrollo del Sur comienza por Monte Grande y termina por la inversión turística.

“Monte Grande va a incorporar a la producción comida, tanto frutas, vegetales, arroz. Son tierras de muy alta calidad que han estado sin acceso al agua, que es fundamental para producir. Y van a tener permanente en cantidad y en confiabilidad”, dijo. Con el desarrollo de la presa de Monte Grande, que además va a generar 18 megas como hidroeléctrica, va a dar estabilidad de servicio de energía a la zona y va a permitir que el desarrollo de la infraestructura hotelera se haga sobre una base todavía más sólida.

 

CONTROL DEL GASTO
El ministro de Hacienda, Donald Guerrero, asegura que el gasto público se ha estado controlando por el lado de los combustibles, con el control aplicado este año a las importaciones de combustible exonerado que estaba siendo desviado a otros propósitos. Reconoce que de manera estructural siguen las exenciones para los mismos sectores y en algunos casos no se plantea su eliminación porque estas van a sectores sociales y a alimentos básicos.

Medicina (Salud), y educación están exentas del ITBIS y se van a mantener, porque los avances son reconocidos por Cepal, Banco Mundial y otros organismos. Sin embargo, destacó que hay otros sectores que requerirán de que todos se sienten en la mesa y replanteen el tema de los incentivos a las inversiones, en común acuerdo, porque está amparado en leyes y hay que preservas la seguridad jurídica. Recalcó que el Gobierno tiene el objetivo de mantener reducido los niveles de déficit, que en 2012 estaba en 2.8% del PIB y fue bajado a 2.3% del PIB este año y el que viene (2018) a 2.2% del PIB.

Fuente:

NOTICIAS NACIONALES

Economía & Negocios lunes, 11 de diciembre de 2017 0 Comentarios

LISTIN DIARIO

ENTREVISTA EXCLUSIVA

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close