Más de un millón de pasajeros pasó por RD en octubre

Deja un comentario

noviembre 10, 2017 por aduanasrd01

 

AEROPUERTO LAS AMéRICAS. Más de un millón de pasajeros dominicanos y turistas de diferentes nacionalidades entraron y salieron del país durante el pasado mes de octubre, a través de los aeropuertos internacionales, los puertos y la frontera, revelo este jueves la Dirección General de Migración.

Al mismo tiempo, la institución gubernamental que dirige el teniente general retirado Máximo William Muñoz Delgado aclaró que actúa con todo el apego a la ley 285-04 que regula el Sistema Migratorio Dominicano, cuando impide el ingreso al país de extranjeros que no reúnen las condiciones y requisitos necesarios.

Informes estadísticos suministrados a periodistas de este medio por el Departamento de Relaciones Publicas de Migración indican que por los aeropuertos internacionales del país, entraron y salieron en el pasado mes de octubre la cantidad de 890 mil 059 viajeros, más del 65 por ciento turistas de distintas nacionalidades.

Indica la institución que a través de los puertos turísticos, se movilizaron 127 mil 483 extranjeros que vinieron al país a vacacionar, mientras que por los diferentes puntos fronterizos entre República Dominicana y Haití, el flujo de pasajeros en el recién finalizado mes de octubre, fue de 38 mil 241, tanto en el orden de entrada como de salida.

De acuerdo a la Dirección General de Migración el incremento en el flujo de pasajeros, sobre todo de turistas de distintas naciones, sigue siendo cada vez más elevado y que el aeropuerto Internacional de Punta Cana, es la terminal que más registra el ingreso al territorio de nacionales extranjeros.

Sigue en segundo lugar el aeropuerto de Las Américas y luego Gregorio Luperón, de Puerto Plata, continuando con el Cibao, de Santiago, La Romana, Catey, de Samaná y en un último lugar la terminal La Isabela, Doctor Joaquín Balaguer. El aeropuerto María Montez, de Barahona, ha comenzado a aumentar la llegada de viajeros, pero en números pequeños.

 

La diferencia refleja el abismo entre EE.UU. y China en el desarrollo de las ventas minoristas físicas. Los estadounidenses cuentan con numerosas opciones en cuestión de lugares para hacer compras, razón por la cual el Sr. Bezos se enfocó primero en la eficiencia que sólo una plataforma digital puede brindar. China es un mercado menos maduro fuera de las grandes ciudades, y el Tmall de Alibaba y JD.com venden marcas globales en línea que los compradores no pueden adquirir de otra manera.

Estas compañías tienen que ofrecer la experiencia completa de comprar, incluyendo la diversión de curiosear y descubrir cosas. Alibaba llama a esto el “nuevo comercio minorista”, la integración del comercio electrónico con las tiendas, con aplicaciones y realidad aumentada. “Yo realmente creo que ir de compras es divertido”, comentó Chris Tung, el director de marketing de Alibaba. “Cuando abres la caja, los latidos de tu corazón se aceleran ligeramente”.

El crecimiento de las compras en China refleja el pasado. “La novedad, la moda, la adaptación y la innovación ¬— el combustible de las sociedades de consumo — fueron el producto del intercambio entre el Oriente y el Occidente”, Frank Trentmann escribió en el libro ‘Empire of Things’ (imperio de cosas), su historia del consumismo global. La revolución del siglo XVIII comenzó con la importación a Europa de especias, café y té, junto con la porcelana de China.

Esto llevó a la creación de lujosas tiendas en los distritos comerciales de Londres, con grandes exhibidores de vidrio para los productos exóticos. Daniel Defoe describió en ‘El perfecto comerciante inglés’ en 1726 que los minoristas gastaban “dos tercios de su fortuna en acondicionar sus tiendas… en pintura y en baños de oro, en finos estantes, contraventanas, cajas, puertas de vidrio, ventanas de guillotina y objetos similares”.

Ir de compras como teatro alcanzó su punto culminante en 1852 con la apertura de Le Bon Marché, una tienda por departamentos en París diseñada por su propietario Aristide Boucicaut para ser una “catedral de comercio”. Él quería que los compradores deambularan por sus diferentes departamentos “en este desorden organizado, perdido, motivado, loco” y que “sucumban ante las cosas que los atrapan en el camino”.

El consumismo de Europa surgió de la urbanización: el crecimiento de las ciudades donde las personas podían tanto hacer como gastar dinero. Un fenómeno similar está ocurriendo en China. Morgan Stanley estima que el consumo privado podría alcanzar el 47% del producto interno bruto (PIB) del país para 2030, y que la mayor parte del crecimiento del consumo se producirá en las ciudades de menor nivel a las que las personas se están trasladando desde las zonas rurales.

El consumismo desdibujó las clases sociales en Europa después de la suspensión de las leyes suntuarias de finales de la Edad Media, originalmente impuestas para frenar el lujo y evitar que las masas se vistieran como aristócratas. El giro en la China posrevolucionaria fue que todos tenían que vestirse como campesinos; en el Día de los Solteros, la nueva clase media puede complacerse a sí misma.

Esto plantea una cuestión importante para una sociedad que todavía considera que está bajo el régimen comunista. El recrudecimiento del consumismo en el siglo XVIII precedió a la revolución industrial, y algunos historiadores argumentan que uno condujo a lo otro; la significativa demanda de bienes importados provocó avances tecnológicos en la fabricación británica.

Por ahora, el Día de los Solteros y el surgimiento de la nueva clase media concuerdan con los esfuerzos por cambiar el equilibrio de la economía de China. Parecen no chocar con la ideología del presidente: el “Pensamiento de Xi Jinping sobre el socialismo con características chinas para una nueva era”. La versión más reciente de las leyes suntuarias en China — una purga de la corrupción y el pródigo gasto de funcionarios del partido estatal — sólo afectó a las élites.

Pero nunca se sabe a dónde conducirá una revolución, tal y como lo descubrió Inglaterra en el siglo XVIII. Puede que todavía ocurra un choque entre el poder del consumidor chino y la disciplina del partido. El entretenimiento minorista de una era es el pecado de la otra. 

Fuente:

d.tejada[@]hoy.com.do

EL NACIONAL

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tasa de Cambio
Precios Combustibles
Buques

Categorías

Fotoreportajes

A %d blogueros les gusta esto: