Ingresos de más de un millón de personas dependen del turismo

Deja un comentario

octubre 4, 2017 por aduanasrd01

image_content_8867946_20170926083420

SANTO DOMINGO. Alrededor de un millón de personas dependen económicamente, en mayor o menor medida, del sector hoteles, bares y restaurantes, de acuerdo con un estudio de la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores), elaborado por la firma Analytica y auspiciado por el Banco Popular.

De un total de 1,02 millones de personas vinculadas directa e indirectamente a esa actividad, la mitad de la masa laboral que hace vida en el sector hoteles, bares y restaurantes —un total de 520,539 trabajadores— tienen una alta dependencia de esa actividad. Al menos 81.3% de sus ingresos se derivan de sus labores en el sector.

Entre tanto, la otra mitad menos dependiente igual tiene una proporción de casi la cuarta parte de su ingreso que proviene de hoteles, los bares y los restaurantes, según reseña el informe “Turismo Dominicano, un mar de oportunidades” que fue presentado este martes.

El ingreso per cápita promedio de los personas impactadas por el empleo en ese sector es de US$168.21 al mes.

Inyección de recursos

La directora ejecutiva de la firma Analytica, Jacqueline Mora, dijo durante la presentación que 62% del gasto de los turistas en el país se destina a la propia actividad, y que esos recursos tienen un efecto multiplicador de varias formas.

Desde el punto de vista del empleo, por cada 100 empleos directos generados por el sector de hoteles, bares y restaurantes se generan 211 puestos de trabajo fuera del sector, de los cuales 60 son generados por actividades directamente vinculadas al sector turismo.

Por otro lado, la directora ejecutiva de la firma Analytica destacó durante la presentación del estudio que de cada RD$10 que paga el sector en impuestos, se generan RD$42 adicionales por los efectos que tienen esos recursos en la cadena de valor.

El presidente de Asonahores, Joel Santos, resaltó que el turismo es una de las actividades económicas que representa menos sacrificio fiscal para el Estado por incentivos. Agregó, en este sentido, que el sector representa sólo RD$5,000 millones de alrededor de RD$235,000 millones que registra el Estado dominicano por concepto de gasto tributario.

La recuperación de los flujos de remesas está impulsada por un crecimiento relativamente más sólido de la Unión Europea, la Federación de Rusia y Estados Unidos. En consecuencia, es probable que las regiones que muestren el mayor crecimiento de los flujos de remesas este año sean África al sur del Sahara, Europa y Asia central, y América Latina y el Caribe.

En consonancia con la recuperación de la economía mundial, se prevé que las remesas a países de ingreso bajo y mediano registrarán un crecimiento moderado del 3,5 % en 2018 y ascenderán a US$466,000 millones. Por su parte, las remesas mundiales crecerán un 3,4 % y se ubicarán en los US$616,000 millones en ese mismo año.

“Las remesas son un salvavidas para los países en desarrollo, especialmente luego de desastres naturales, como los recientes terremotos ocurridos en México y las tormentas que devastaron el Caribe. Es imprescindible que la comunidad mundial reduzca los costos de las remesas mediante la eliminación de los contratos de exclusividad, en especial en los países de ingreso alto de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). También hay una necesidad imperiosa de hacer frente a las medidas de eliminación del riesgo de los bancos internacionales”, expresó Dilip Ratha, autor principal del informe y director de la Asociación Mundial de Conocimientos sobre Migración y Desarrollo (KNOMAD).

En una sección especial del informe sobre el regreso forzoso y voluntario de los migrantes, se señala una desaceleración del aumento de refugiados, personas en busca de asilo y migrantes indocumentados que llegan a Europa. Mientras los países europeos lidian con los flujos de refugiados y migrantes, los países de ingreso bajo y mediano siguen alojando a más del 90 % de los refugiados. Esto pone de manifiesto los desafíos que suponen el retorno y la reintegración de los migrantes. Algunas de las políticas que promueven el regreso voluntario y la reintegración exitosa en los países de origen son el reconocimiento de las aptitudes y las calificaciones adquiridas en el extranjero; la posibilidad de obtener una residencia permanente en el país receptor; programas de lucha contra la discriminación y de acceso igualitario en los países de origen, y la transferibilidad de los beneficios sociales.

“Es necesario abordar los factores básicos de la crisis migratoria actual: el conflicto, la privación económica, las presiones demográficas y el cambio climático. El Banco Mundial está analizando políticas y programas que ayuden a dar respuesta a estas problemáticas”, explicó Michal Rutkowski, director superior de Prácticas Mundiales de Protección Social y Trabajo del Banco Mundial.

Según las estimaciones, las remesas dirigidas a la región de Asia oriental y el Pacífico registrarán una recuperación del 4,4 % y alcanzarán los USD 128 000 millones en 2017, con lo que se revertirá la caída del 2,6 % sufrida en 2016. Las remesas a Filipinas mantendrán su resiliencia pese a la disminución de los ingresos procedentes de Arabia Saudita. También se espera una recuperación este año de las remesas a Viet Nam, procedentes en gran medida de Estados Unidos, mientras que los flujos de remesas a Indonesia seguirán reduciéndose debido a la prohibición gubernamental que pesa sobre el ingreso de trabajadoras domésticas a países de Oriente Medio. El crecimiento de las remesas a la región ascenderá a un modesto 3,4 % en 2018, con lo que se alcanzarán los USD 132 000 millones.

Se espera un aumento del 6,9 % de las remesas dirigidas a América Latina y el Caribe, que alcanzarán los US$79,000 millones en 2017. El crecimiento económico y la recuperación del mercado laboral de Estados Unidos están teniendo un impacto positivo en las perspectivas de los flujos de remesas a México, que este año recibirá una cifra récord de US$31,000 millones. El crecimiento de las remesas ha sido particularmente importante en América Central. No obstante, el crecimiento de las remesas dirigidas a la región se moderará en 2018 y ascenderá a US$82,000 millones. Fuente: Diario Libre

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tasa de Cambio
Precios Combustibles
Buques

Categorías

Fotoreportajes

A %d blogueros les gusta esto: