Un cangrejo entraría en la lista de la denominación de origen

Deja un comentario

agosto 7, 2017 por aduanasrd01

59888127eea4d.r_1502118198218.0-188-3000-1686

El cangrejo negro de la isla de Providencia marcha lento pero hacia adelante en la petición que hacen varios de sus comensales para convertirlo en la próxima denominación de origen colombiana.

De hecho, la solicitud ya hace curso en la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC), y su aval sería un hecho porque cumple con los requisitos de ser de una región específica y de que las costumbres de elaboración o trasformación de sus habitantes tengan unas características y una reputación que lo hacen diferente de los provenientes de otros lugares.

En el caso del cangrejo negro, por varios siglos las comunidades raizales de la isla han perfeccionado la técnica para capturarlo en un ritual que se inicia a las 6:30 de la tarde y culmina tres horas después.

Luego, las mujeres en las casas se encargan de convertirlo en el insumo de un plato que deleita a locales y turistas. Esta relación tan cercana entre los raizales, el respeto a los tiempos de cría, la tecnificación de la extracción de la carne y el hecho de no ser una especie amenazada podrían convertirlo pronto en el primer alimento de origenmarino colombiano amparado con la denominación.

La ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, dijo que la denominación de origen, además de valor, reconocimiento y mayores ventas, permite a los productos acesso a los mercados, ya que son diferenciados

“También ofrece a los productores una oportunidad de crear mercados especializados y diferenciados por territorio”, agregó la funcionaria.

Se amplía la lista

Entonces, se unirá, entre otros, al café de Colombia; al bocadillo veleño; al queso Paipa; al sombrero aguadeño; a las artesanías de Ráquira, Boyacá; a los tejidos de San Jacinto, Bolívar; a la cerámica de El Carmen de Viboral, Antioquia, y a las achiras huilenses. En total, son 27 las denominaciones de origen concedidas por la SIC, entidad que ampara la propiedad intelectual en el país.

Vale recordar cómo en el 2010, los artesanos de Ráquira, Boyacá, lograron que se reconocieran sus figuras y enseres de arcilla y arena, que solo se dan allí con las técnicas ancestrales de los indígenas muiscas. La más reciente licencia se le expidió a la Federación de Empresarios de la Cadena Productiva del Bocadillo Veleño (Fedeveleños), que agrupa asociaciones de productores de guayaba y cultivadores y procesadores de hoja de bijao.

Por su parte, en mayo recibió su licencia la Cooperativa Multiactiva de Artesanos de Pitalito (Coarpi), a la que la entidad le autorizó el uso de la denominación Chiva de Pitalito, la cual beneficia a unas 250 familias con talleres de artesanías.

El objeto es elaborado y decorado a mano con arcilla suave y altamente plástica e implica la transformación de las materias primas, a través de métodos tradicionales empleados hace unos 30 años.

Es decir, no se requiere que un producto o método sea muy antiguo para ser amparado por la SIC, sino que sea único y característico de una zona del país.

Igualmente, entraría en proceso ante la SIC el té de La Cumbre (municipio del Valle del Cauca), aunque la entidad aún no ha recibido la petición formal de denominación de origen.

Un proceso de obtención de la denominación de origen puede tomar cerca de cuatro meses, según la Superintendencia Delegada para la Propiedad Industrial. Y la mayoría de los trámites provienen de administraciones municipales y departamentales, casos en los cuales después pueden delegar a alguna asociación de productores la administración.

Por gremios, el más activo es la Federación Nacional de Cafeteros (Fedecafé), que registró el Café de Colombia, el Café del Cauca, el Café de Santander y el Café de Nariño. Entre tanto, la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores (Asocolflores) logró la protección del Clavel de Colombia, el Crisantemo de Colombia y la Rosa de Colombia.

La Fedecafé lleva unas tres décadas en el proceso y se considera que ha generado varios millones de dólares en beneficio del producto. Por ejemplo, hoy se diferencia el café producido en nuestro territorio de los suaves de Centroamérica, y tiene un valor por libra superior entre 10 y 15 centavos.

Paso a paso para lograr el reconocimiento del Estado

¿Quién puede solicitar la declaratoria de protección de una denominación de origen?

Las personas naturales o jurídicas que se dediquen a la extracción, producción o elaboración del producto que quieren amparar.

¿Quiénes son los titulares?

El Estado colombiano en cabeza de la Superindustria, pero esta puede delegar la administración a entidades públicas o privadas que representen a las personas que se dedican a la extracción, producción o elaboración de los productos amparados.

¿Cuál es la diferencia con el registro de una marca?

Para registrar una marca no se necesita que haya sido usada o alcanzado estatus especial, por lo que su derecho nace a partir del registro. En cambio, la declaración de protección de la denominación de origen es el reconocimiento del Estado al posicionamiento de un producto con un nombre geográfico y calidades, gracias al origen geográfico y a factores humanos sostenidos y controlados con el tiempo.

¿Hay normas de consulta sobre el tema?

La decisión 486 del 2000 de la Comisión de la Comunidad Andina, la resolución 57530 del 2012 y la Circular Única de la SIC sobre propiedad industrial. Fuente: El Tiempo

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tasa de Cambio
Precios Combustibles
Buques

Categorías

Fotoreportajes

A %d blogueros les gusta esto: