Sara Marelis Felimón: Vocación de servicio más integridad, claves de sus 25 años en DGA

Deja un comentario

julio 26, 2017 por aduanasrd01

descarga (2)

Si el triunfo es el pago al esfuerzo por la superación constante, el obtenido por Sara Marelis Felimón es perfectamente comparable con el del atleta de alto rendimiento: una carrera ganada peldaño a peldaño, desde que el proceso de aduanas iniciaba con la digitación de los manifiestos, hasta hoy en que la tecnología juega un papel preponderante, con una reducción en el tiempo por la automatización de los procesos, desde que la mercancía sale de su punto de partida, hasta que llega a su destino.

Hablamos de Sara Marelis Felimón, actual encargada de la División de Capacitación y Desarrollo Organizacional de la DGA, quien tiene sobre sus hombros la delicada tarea de coordinar la capacitación de los recursos humanos de la institución.

Con raíces tan profundas en la DGA, gracias a que ha cubierto desde la zapata hasta la posición que ocupa en la institución, desde cuando inició hace 25 años en el Puerto de Haina, como digitadora manual de los manifiestos de carga, pasando por otras áreas muy sensitivas del comercio internacional.

descarga (4)

Para tener una idea de cómo logra sus objetivos, basta con revisar algunas de las responsabilidades que le ha correspondido asumir:

Luego de dos años como digitadora manual de los manifiestos de carga del puerto de Haina Oriental, es asignada a un recién creado Departamento de Información de la misma terminal portuaria, luego pasa al Departamento de Valoración y Aforo del puerto.

Más adelante es asignada como miembro del Comité Técnico, luego encargada de aforo; crecen sus responsabilidades al ser nombrada como asistente del subadministrador técnico y, en lo sucesivo, administradora técnica del mismo puerto.

Tiempo después es colocada como especialista técnica para dar entrenamiento, hasta que es tomada en cuenta como encargada de Capacitación y Desarrollo Organizacional, facultada en las tareas de aforo, valoración y nomenclatura, posición que ocupa en la actualidad.

Sara Marelis Felimón, asume este y otros nombramientos, no como una promoción pura y simple, sino como un reto personal y profesional, dada la responsabilidad que ello implica.

“Sobre mi descansa la enorme responsabilidad de capacitar al personal de Aduanas, fundamentado en la nueva visión y

misión de la institución, con un mayor enfoque en los valores”, señala de manera satisfecha.

Confiesa sin ningún rubor que en materia personal y profesional “se lo debe todo a la DGA”. Laborando en ella contrajo matrimonio y procreó a sus tres hijas, a las cuales cría con esmero en base a los valores que cultivó como empleada de la institución.

Completó su carrera de licenciada en contabilidad, con post grado y maestrías en Comercio Internacional y Aduanas, cubiertos por la DGA.

“En todas las etapas de mi vida ha estado presente la DGA. Gracias a la oportunidad que me ha dado, he llegado hasta donde he querido”, señala.

En sus 25 años ha sido testigo de cambios sorprendentes en los procesos aduanales. Recuerda sus inicios escribiendo a mano los manifiestos de carga. Era la época en que los embarques duraban hasta tres meses, hasta que llegaba a manos del importador para disponer de él.

Gracias a las tecnologías de la información, la rapidez de las comunicaciones y el recorte del papeleo, los procesos de embarques pueden durar horas.

En cada una de esas etapas del desarrollo aduanal ha estado Sara Marelis Felimón.

Hoy recuerda como anécdota que terminaba su labor en el Puerto de Haina Oriental a las 10 de la noche y para

transportarse al Parque Independencia, lo hacía en ocasiones en montacargas de los denominados “uñas”, por las precariedades en que desarrollaba sus labores, hasta que finalmente, vino la modernización y se dispuso de un sistema de transporte eficiente y seguro.

“He tenido que correr duro para marchar junto a la DGA en sus diferentes etapas del crecimiento. Una verdadera carrera de campo y pista, pero feliz de haber sido testigo de esos cambios”, destaca.

Eso si, consciente de que la facilitación del comercio es un proceso que se logra sin renunciar a los controles ni a la integridad del empleado, “por el contrario, son pilares que se complementan para mejorar el desempeño y que el ciudadano lo perciba en la calidad del servicio que le ofrece la institución.

Como responsable de la División de Capacitación y Desarrollo del personal de la DGA, se cuida de que el personal refleje la misión y la visión, tal y como lo recoge de manera clara el Plan Estratégico Institucional 2017-2021.

“Por lo demás, reconociendo que en todo conglomerado humano hay personas que se apartan de la ética, en la DGA los que sirven con esmero y practican la integridad, ajustados a los objetivos y a los valores, somos más…Yo me siento honrada de pertenecer a la DGA”.

 

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tasa de Cambio
Precios Combustibles
Buques

Categorías

Fotoreportajes

A %d blogueros les gusta esto: