Para la luz sobre la cuestión de la armonización del arancel de aduanas

Deja un comentario

mayo 30, 2017 por aduanasrd01

29_05_2017-HOY_LUNES_290517_-Economía1-E-1-208x300

 

 

JEAN DANIEL ELIE (Primera Parte) Haití se convirtió en un miembro de la Comunidad del Caribe (CARICOM), tras la firma del Memorando de Entendimiento por el presidente René PREVAL y el primer ministro de Trinidad y Tobago, Basdeo intervino cuando PANDAY Conferencia de Jefes de Estado y de Gobierno, celebrada en Trinidad y Tobago en julio de 1999. Tratado de Chaguaramas en 1973 al amparo del cual se obtuvo luego fue ratificado por el Parlamento el 13 de mayo de 2002 y promulgada la firma por el Ejecutivo en el monitor Gaceta, 20 de junio de 2002. a medida que Haití había acordado aceptar las enmiendas que iban a ser realizado en el Tratado de Chaguaramas en 1973 bajo los términos y condiciones no negociables, el Tratado revisado de Chaguaramas era a continuación, firmado y ratificado por el Parlamento el 26 de noviembre de 20003 y publicada en el Boletín Especial nº 11 de 28 de diciembre de 2007. a medida que el nuevo dispositivo componente de la AC RICOM ahora incluye el establecimiento de un mercado y una economía Único (CSME Mercado Único y Economía del Caribe), Haití es miembro inmediato de la CSME. Por lo tanto, está sujeta a la obligación de poner en práctica todos los componentes del EMCS, en particular el arancel externo común (AEC). Compromiso de Haití a la CARICOM sobre las tarifas. La TEC se encuentra en el contexto de la liberalización del comercio intraCARICOM que facilita el comercio entre los Estados Miembros libre de todos los derechos de aduana. En otras palabras, los productos vendidos en el espacio CSME no están cubiertos por los derechos de aduana, salvo en los siguientes casos: a) Los bienes no se producen en el espacio CSME; b) La mercancía no cumple las condiciones relativas a las normas y criterios de origen; c) La mercancía no se ajusta a las normas y reglamentos técnicos regionales y / o internacionales; Haití se requiere para alinear sus tarifas con el AEC. Tan pronto finalizó este año, el arancel nacional se centrará en el AEC y se puede utilizar para productos tributarios procedentes de terceros países. Este ejercicio de armonización también se ha dedicado desde la adhesión de Haití con el bloque regional. En 2009, más de mil líneas arancelarias ya han sido armonizadas con el AEC. Este ejercicio continúa hasta hoy entre otros de desencadenar el proceso de renegociación de los tipos consolidados en la OMC para facilitar la armonización del arancel de aduanas con el TEC dadas las diferencias entre los aranceles consolidados y los de la TEC. El tema de la renegociación de las concesiones arancelarias de Haití a la OMC en el contexto de la armonización de la tarifa nacional con el AEC. Haití participa en el sistema multilateral de comercio desde 1949 cuando se unió al GATT 1947 (GATT de 1947) a través del Protocolo de Annecy. Es miembro fundador del GATT de 1947. Ella entonces se convirtió en un miembro fundador de la OMC el 30 de enero de 1996, este carácter se haya obtenido principalmente debido a su participación anterior en el GATT de 1947 que precedió a la OMC. Pero este estado que en su mayoría se ha concedido sobre la base de concesiones arancelarias en forma de aranceles consolidados incluidos en la nueva versión de la lista XXVI de concesiones arancelarias anexa al Protocolo del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio 1994 (GATT 1994). Por lo tanto, casi toda la tarifa de Haití se ha consolidado en el marco del sistema multilateral de comercio e incluye tasa de oscilación adecuado entre 0 y 50%. Los productos tales como el arroz, el maíz, el mijo, la harina están sujetos a los techos de 50%. Del mismo modo, el azúcar, el café y el tomate asado pasta se consolidaron a 40%. Por contra, la configuración de la tarifa implica tipos de derecho de aduana que van desde 0 a 15%. Además de los aranceles consolidados, otros derechos y cargas están consolidados a un máximo de 16%. Además, hay una diferencia fundamental entre el tipo consolidado y el tipo aplicado. Mientras que el tipo consolidado es un límite acordado multilateralmente tasa que no puede ser modificado unilateralmente hacia arriba sin un proceso de renegociación, el tipo aplicado es la tasa utilizada a diario por la Administración General de Aduanas (AGD) al impuesto la mercancía para la importación. En cualquier caso, el nivel de la tasa aplicada puede ser mayor que el tipo consolidado. En algunos países, especialmente desarrollado, la tasa consolidada coincide con el tipo aplicado. La situación anterior hace que sea posible observar que la armonización del arancel nacional arancel con el CARICOM CET es, en efecto obstaculizado por las diferencias notorias entre la tasa CET más alto en casi todos de las líneas arancelarias y los inserta en el arancel nacional. Por lo tanto, se puede regular por medio de los aranceles consolidados más altos, pero este proceso requiere la renegociación de este último de acuerdo con las normas establecidas por la OMC. Quizás también debería considerar la inclusión de otros derechos y cargas en el proceso de renegociación. Vale la pena recordar que la CARICOM es una unión aduanera establecida por los criterios del artículo XXIV del GATT de 1994 (GATT de 1994) y el Memorando de Entendimiento sobre la Interpretación artículo XXIV de la Ronda Uruguay. Por lo tanto, en la aplicación de los derechos de aduana de los tipos consolidados TEC altos, Haití está sujeto al cumplimiento con el párrafo 6 del artículo XXIV, que le obliga a participar en un proceso de renegociación con arreglo al procedimiento de trazado artículo XXVIII y en el Memorando de Entendimiento relativo a la interpretación del artículo XXVIII del GATT de 1994. del mismo modo, será necesario conceder una indemnización a los Miembros de la OMC afectados por los aumentos de las tarifas propuestas para operar en las líneas arancelarias específicas. Se pueden incluir miembros con derechos de primer negociador (el caso de los Estados Unidos de América como un importante socio comercial), es decir, el miembro que originalmente era beneficiario de la concesión o uno o más miembros con un interés sustancial en la línea arancelaria renegociado (por ejemplo, la Unión Europea, la República Dominicana, etc.). La compensación puede consistir en el otorgamiento de nuevas concesiones en otras líneas arancelarias de especial interés para los Miembros afectados por este proceso. Además, hay una diferencia fundamental entre el tipo consolidado y el tipo aplicado. Mientras que el tipo consolidado no se puede cambiar de forma unilateral y sin un proceso de renegociación, el tipo aplicado es la tasa utilizada a diario por la Administración General de Aduanas (AGA) a los bienes de impuestos para la importación. En cualquier caso, el nivel de la tasa aplicada puede ser mayor que el tipo consolidado. Por último, la situación de los países menos adelantados (PMA) a Haití vez en mejores condiciones para llevar a cabo estas negociaciones, que había apoyado a Pascal LAMY, Director General de la OMC en la reunión de trabajo celebrada con los representantes CARICOM, con motivo de la Conferencia Ministerial octavo lugar en la sede de la OMC en diciembre de 2011. se basa en la recomendación de la Dirección General de la OMC que Haití está comprometida desde 2012 en el proceso de renegociación de los tipos consolidados incluidos en la lista de concesiones arancelarias XXVI. La participación de la Secretaría de la CARICOM en el proceso de renegociación de los aranceles consolidados de Haití a la OMC. Durante las negociaciones con la CARICOM, Haití llamó la atención de los miembros de esta organización en los compromisos que había contraído en la OMC, lo que causaría su renegociación en el marco de la aplicación del AEC. El proceso debe involucrar a la CARICOM, incluyendo su brazo técnico en la materia que representa la Oficina de Negociaciones Comerciales (OTN para la Oficina de Negociaciones Comerciales). Este órgano técnico de la Secretaría de la CARICOM, que sustituyó a las negociaciones de la máquina Regional del Caribe (CRNM Maquinaria de Negociación Regional del Caribe) apoyó Granada y Surinam que se enfrentan a la misma problemática renegociación de tarifas. En este sentido, OTN recomienda que Haití sigue el mismo camino que para Surinam, que son los tipos consolidados en torno al 15%. El enfoque propuesto fue, de hecho, para colocar la renegociación de los derechos en las negociaciones comerciales multilaterales del Programa de Doha para el Desarrollo (PDD). Surinam fue capaz de obtener el permiso, pero debe esperar a la conclusión del PDD que el aumento de los aranceles consolidados en las líneas arancelarias consideradas en realidad entra en vigor. Este enfoque representa una estrategia que puede utilizar Miembros de la OMC para sortear las dificultades que se encuentran generalmente en el uso del procedimiento muy complicado trazado del artículo XXVIII y el Memorando de Entendimiento relativo a la interpretación de artículo XXVIII del GATT de 1994. JEAN DANIEL ELIE para la iluminación sobre la cuestión de velocidad uniforme de NACIONAL costumbres con el arancel externo común (AEC) de la Comunidad del Caribe (CARICOM) .- (parte dos) la renegociación los tipos consolidados como un medio para proteger la producción nacional? Bajo la presión de las naciones desarrolladas, Haití ha optado en el 80 para la apertura de su mercado a través de la liberalización del comercio. Esto se amplificó en 1995 mediante la reducción de los tipos aplicados oscilan entre 0 y 15%. Ella también tuvo un impacto en los compromisos asumidos por Haití en el marco del comercio multilateral. Para muchas concesiones arancelarias otorgadas por Haití se consolidaron en niveles relativamente bajos. Sin embargo, cabe señalar que tales concesiones se dirigen partidas arancelarias aplicables a las mercancías que no se producen en el país. Según algunos, esta política de alguna manera ha afectado negativamente a la producción nacional, especialmente en los sectores agrícola e industrial. Según otros, tales efecto podría ser moderada, sin embargo, mediante la adopción de medidas para ajustar los diversos sectores de la producción nacional con el fin de hacerlas mucho más competitivo. En el contexto económico actual fuertemente marcada por la crisis económica y financiera, que se avecina cada vez más la necesidad de que las economías nacionales de desarrollo de estrategias que les permitan hacer frente a situaciones muy difíciles. En Haití, que actualmente enfrenta el problema de la reactivación de la producción nacional, especialmente en el sector agrícola en un contexto de globalización del comercio modulada por la crisis económica y financiera. Cada vez más voces en el sector privado para solicitar una reconsideración a las tarifas más altas. Las justificaciones son la base de esta nueva orientación del componente tarifario de la política comercial basada en la necesidad de proteger las industrias que operan en estos sectores, la necesidad de aumentar los ingresos del Estado, etc. Muchas iniciativas se llevan a cabo desde hace algún tiempo, tanto en el nivel de sector privado del estado para impulsar la producción nacional. Sin embargo, la tarifa no es el único instrumento de política comercial que se puede utilizar para la protección de la producción. Otros tipos de instrumentos tales como las medidas de defensa comercial (dumping y antidumping, subsidios y derechos compensatorios, salvaguardias), (SPS) medidas sanitarias y fitosanitarias, obstáculos técnicos al comercio, licencias de importación, etc. todos pueden tanto contribuir a la defensa de las industrias nacionales, que sufren daños o perjuicios de las amenazas que les impiden ser competitivos vis-à-vis sus competidores extranjeros que recurren a este tipo de prácticas desleales. Para ello, se pondrá en marcha la legislación necesaria para gobernar estas áreas. Sin embargo, se entiende que las industrias nacionales que deben considerarse son los que participan en la producción centrado en el uso de materias primas y de alto valor. Para la idea detrás de todo el enfoque debe ser facilitar el desarrollo de una producción nacional diversificada, no sólo para el mercado de Haití, sino también a los mercados de exportación, en particular el CSME. Las áreas a considerar incluyen tanto ciertos tipos de productos, incluyendo los sectores y / o subsectores de servicios en la que Haití tiene una ventaja comparativa. Correlación con casos similares de renegociación de concesiones arancelarias a la OMC. Haití no es el único miembro de la OMC que se encuentra en esta situación. La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) ha introducido recientemente un nuevo arancel externo común que debe ser aplicado por todos los Estados miembros, muchos de los cuales se compone de los PMA. De hecho, se observan incompatibilidades entre los compromisos arancelarios contraídos por ellas en la OMC y las tasas del AEC. Como tal, con respecto a Poducts agrícolas incluidas en los capítulos 1 a 24 del SA, la velocidad programada de 35% de TEC plantea problemas legales de compatibilidad con los países miembros de la OMC que se han consolidado por debajo de este las tasas. Si, por ejemplo, Senegal (PMA) con una tasa de consolidación del 29,8% que no se puede aplicar a priori automáticamente sin examen previo, el nuevo TCE. La situación en Costa de Marfil es peor. Con tasa consolidada en el 14,9%, es no sólo en la misma situación que el Senegal, pero su tasa es tan baja que incluso un CET regional de un tope de 20% no sería aplicable. En cuanto a los productos industriales clasifican en los capítulos 25 a 97 del SA, existe el mismo problema. Por un lado, hay un grupo de países con los tipos consolidados que están más allá del arancel máximo del 35% del AEC. Por otro lado, hay un grupo de países “problema” con el índice de consolidación no permite la posibilidad de aplicación automática de la TEC regional. Estos son los Costa de Marfil, que se ha consolidado 9%, Benin (PMA) 11,4%, Burkina Faso (PMA) 13,1%, Guinea Conakry (PMA) a 10%, Mali 15,5%, el Mauritania (PMA) 10,5%, Senegal (PMA) a 30% y, en menor medida, Ghana en 34,7%. El resultado es que tanto para los productos agrícolas que para los productos industriales, la aplicación de la nueva CEDEAO CET planteará problemas jurídicos relacionados con distintos compromisos asumidos por los Miembros de la OMC. Otro ejemplo es Gabón, que las autoridades encontraron que sus productos industriales están consolidados a 15% en la OMC, en comparación con los aplicados en el marco del CET de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC) son del orden de 18%. Teniendo en cuenta el problema legal incompatibilidad con esta situación, han enviado una solicitud a la OMC con el fin de modificar su lista de concesiones siguiendo el procedimiento del artículo XXVIII. En julio de 2008, el Grupo de Acceso al Mercado de la OMC ha determinado que la solicitud y dio una respuesta positiva a Gabón, lo que le permite elevar sus aranceles consolidados del 15 al 18% a la misma altura que TEC con el fin de ponerlas en consonancia con los compromisos adquiridos en el marco de este proceso, Gabón tuvo que invocar la condición de “economía pequeña y vulnerable”, destacando algunos criterios para maximizar sus posibilidades de éxito de la operación que sido abordado por la OMC. Una nueva aplicación también se ha presentado a la OMC por ese país con el fin de que ésta pueda aumentar aún más sus tipos consolidados para moverlos esta vez desde el 18% al 28%. Los casos anteriores se usan para indicar que las concesiones son ocasionalmente modificados, por diversas razones, siendo las principales: La introducción de las mercancías de Designación y Codificación del Sistema Armonizado (SA) y sus posteriores modificaciones introducidas en 1992, respectivamente, 1996, 2002, 2007 y 2012; ? Las correcciones y cambios en los horarios, por diversas razones, incluyendo los cambios resultantes de renegociaciones arancelarias en virtud del artículo XXVIII del GATT de 1994. Las listas de tarifas son en su mayoría se ajustan a la Sistema Armonizado (SA) es la nomenclatura internacional designación, clasificación y codificación de mercancías elaboradas por la Organización Mundial de Aduanas (OMA). El SA fue establecido por la “Convención Internacional sobre el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías”, a partir del 1 de enero de 1988. danielelie1950@yahoo.fr Las áreas a considerar incluyen tanto ciertos tipos de productos, incluyendo los sectores y / o subsectores de servicios en la que Haití tiene una ventaja comparativa. Correlación con casos similares de renegociación de concesiones arancelarias a la OMC. Haití no es el único miembro de la OMC que se encuentra en esta situación. La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) ha introducido recientemente un nuevo arancel externo común que debe ser aplicado por todos los Estados miembros, muchos de los cuales se compone de los PMA. De hecho, se observan incompatibilidades entre los compromisos arancelarios contraídos por ellas en la OMC y las tasas del AEC. Como tal, con respecto a Poducts agrícolas incluidas en los capítulos 1 a 24 del SA, la velocidad programada de 35% de TEC plantea problemas legales de compatibilidad con los países miembros de la OMC que se han consolidado por debajo de este las tasas. Si, por ejemplo, Senegal (PMA) con una tasa de consolidación del 29,8% que no se puede aplicar a priori automáticamente sin examen previo, el nuevo TCE. La situación en Costa de Marfil es peor. Con tasa consolidada en el 14,9%, es no sólo en la misma situación que el Senegal, pero su tasa es tan baja que incluso un CET regional de un tope de 20% no sería aplicable. En cuanto a los productos industriales clasifican en los capítulos 25 a 97 del SA, existe el mismo problema. Por un lado, hay un grupo de países con los tipos consolidados que están más allá del arancel máximo del 35% del AEC. Por otro lado, hay un grupo de países “problema” con el índice de consolidación no permite la posibilidad de aplicación automática de la TEC regional. Estos son los Costa de Marfil, que se ha consolidado 9%, Benin (PMA) 11,4%, Burkina Faso (PMA) 13,1%, Guinea Conakry (PMA) a 10%, Mali 15,5%, el Mauritania (PMA) 10,5%, Senegal (PMA) a 30% y, en menor medida, Ghana en 34,7%. El resultado es que tanto para los productos agrícolas que para los productos industriales, la aplicación de la nueva CEDEAO CET planteará problemas jurídicos relacionados con distintos compromisos asumidos por los Miembros de la OMC. Otro ejemplo es Gabón, que las autoridades encontraron que sus productos industriales están consolidados a 15% en la OMC, en comparación con los aplicados en el marco del CET de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC) son del orden de 18%. Teniendo en cuenta el problema legal incompatibilidad con esta situación, han enviado una solicitud a la OMC con el fin de modificar su lista de concesiones siguiendo el procedimiento del artículo XXVIII. En julio de 2008, el Grupo de Acceso al Mercado de la OMC ha determinado que la solicitud y dio una respuesta positiva a Gabón, lo que le permite elevar sus aranceles consolidados del 15 al 18% a la misma altura que TEC con el fin de ponerlas en consonancia con los compromisos adquiridos en el marco de este proceso, Gabón tuvo que invocar la condición de “economía pequeña y vulnerable”, destacando algunos criterios para maximizar sus posibilidades de éxito de la operación que sido abordado por la OMC. Una nueva aplicación también se ha presentado a la OMC por ese país con el fin de que ésta pueda aumentar aún más sus tipos consolidados para moverlos esta vez desde el 18% al 28%. Los casos anteriores se usan para indicar que las concesiones son ocasionalmente modificados, por diversas razones, siendo las principales: La introducción de las mercancías de Designación y Codificación del Sistema Armonizado (SA) y sus posteriores modificaciones introducidas en 1992, respectivamente, 1996, 2002, 2007 y 2012; ? Las correcciones y cambios en los horarios, por diversas razones, incluyendo los cambios resultantes de renegociaciones arancelarias en virtud del artículo XXVIII del GATT de 1994. Las listas de tarifas son en su mayoría se ajustan a la Sistema Armonizado (SA) es la nomenclatura internacional designación, clasificación y codificación de mercancías elaboradas por la Organización Mundial de Aduanas (OMA). El SA fue establecido por la “Convención Internacional sobre el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías”, a partir del 1 de enero de 1988. danielelie1950@yahoo.fr Las áreas a considerar incluyen tanto ciertos tipos de productos, incluyendo los sectores y / o subsectores de servicios en la que Haití tiene una ventaja comparativa. Correlación con casos similares de renegociación de concesiones arancelarias a la OMC. Haití no es el único miembro de la OMC que se encuentra en esta situación. La Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO) ha introducido recientemente un nuevo arancel externo común que debe ser aplicado por todos los Estados miembros, muchos de los cuales se compone de los PMA. De hecho, se observan incompatibilidades entre los compromisos arancelarios contraídos por ellas en la OMC y las tasas del AEC. Como tal, con respecto a Poducts agrícolas incluidas en los capítulos 1 a 24 del SA, la velocidad programada de 35% de TEC plantea problemas legales de compatibilidad con los países miembros de la OMC que se han consolidado por debajo de este las tasas. Si, por ejemplo, Senegal (PMA) con una tasa de consolidación del 29,8% que no se puede aplicar a priori automáticamente sin examen previo, el nuevo TCE. La situación en Costa de Marfil es peor. Con tasa consolidada en el 14,9%, es no sólo en la misma situación que el Senegal, pero su tasa es tan baja que incluso un CET regional de un tope de 20% no sería aplicable. En cuanto a los productos industriales clasifican en los capítulos 25 a 97 del SA, existe el mismo problema. Por un lado, hay un grupo de países con los tipos consolidados que están más allá del arancel máximo del 35% del AEC. Por otro lado, hay un grupo de países “problema” con el índice de consolidación no permite la posibilidad de aplicación automática de la TEC regional. Estos son los Costa de Marfil, que se ha consolidado 9%, Benin (PMA) 11,4%, Burkina Faso (PMA) 13,1%, Guinea Conakry (PMA) a 10%, Mali 15,5%, el Mauritania (PMA) 10,5%, Senegal (PMA) a 30% y, en menor medida, Ghana en 34,7%. El resultado es que tanto para los productos agrícolas que para los productos industriales, la aplicación de la nueva CEDEAO CET planteará problemas jurídicos relacionados con distintos compromisos asumidos por los Miembros de la OMC. Otro ejemplo es Gabón, que las autoridades encontraron que sus productos industriales están consolidados a 15% en la OMC, en comparación con los aplicados en el marco del CET de la Comunidad Económica y Monetaria de África Central (CEMAC) son del orden de 18%. Teniendo en cuenta el problema legal incompatibilidad con esta situación, han enviado una solicitud a la OMC con el fin de modificar su lista de concesiones siguiendo el procedimiento del artículo XXVIII. En julio de 2008, el Grupo de Acceso al Mercado de la OMC ha determinado que la solicitud y dio una respuesta positiva a Gabón, lo que le permite elevar sus aranceles consolidados del 15 al 18% a la misma altura que TEC con el fin de ponerlas en consonancia con los compromisos adquiridos en el marco de este proceso, Gabón tuvo que invocar la condición de “economía pequeña y vulnerable”, destacando algunos criterios para maximizar sus posibilidades de éxito de la operación que sido abordado por la OMC. Una nueva aplicación también se ha presentado a la OMC por ese país con el fin de que ésta pueda aumentar aún más sus tipos consolidados para moverlos esta vez desde el 18% al 28%. Los casos anteriores se usan para indicar que las concesiones son ocasionalmente modificados, por diversas razones, siendo las principales: La introducción de las mercancías de Designación y Codificación del Sistema Armonizado (SA) y sus posteriores modificaciones introducidas en 1992, respectivamente, 1996, 2002, 2007 y 2012; ? Las correcciones y cambios en los horarios, por diversas razones, incluyendo los cambios resultantes de renegociaciones arancelarias en virtud del artículo XXVIII del GATT de 1994. Las listas de tarifas son en su mayoría se ajustan a la Sistema Armonizado (SA) es la nomenclatura internacional designación, clasificación y codificación de mercancías elaboradas por la Organización Mundial de Aduanas (OMA). El SA fue establecido por la “Convención Internacional sobre el Sistema Armonizado de Designación y Codificación de Mercancías”, a partir del 1 de enero de 1988. danielelie1950@yahoo LE NOUVELLISTE-HAITI

– See more at: http://www.lenouvelliste.com/article/170839/pour-un-eclairage-sur-la-question-de-lharmonisation-du-tarif-douanier#sthash.760G6K88.dpuf

 

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tasa de Cambio
Precios Combustibles
Buques

Categorías

Fotoreportajes

A %d blogueros les gusta esto: