Japón registra su mayor período de crecimiento de la última década

Deja un comentario

mayo 19, 2017 por aduanasrd01

 
Una hombre camina, hoy, junto a una pantalla que indica la evolución de la Bolsa de Tokio, en la capital japonesa.
Con paso lento pero firme, Japón parece haber dado con la fórmula para lograr un crecimiento estable tras años de vaivenes. Reflejo de ello es que la economía del país asiático se expandió por quinto trimestre consecutivo, un hito que no había logrado en la última década, aunque todavía está lejos de alcanzar los niveles de crecimiento deseados y existen serias dudas sobre si será capaz de mantener este ritmo positivo en el futuro.
Entre enero y marzo de este año, el Producto Interior Bruto (PIB) del archipiélago creció a un ritmo anual del 2,2%, gracias sobre todo al aumento de las exportaciones, del consumo doméstico y de la inversión inmobiliaria, según los datos que ofreció hoy la Oficina del Gabinete del país nipón. Además, la tercera economía mundial -tan solo por detrás de EEUU y China- se expandió un 0,5% con respecto al último trimestre de 2016, cuando el PIB japonés había avanzado un 1,2% interanual y un 0,3% respecto al tercer trimestre.
Entre los principales motivos de esta mejora se halla el avance de las exportaciones, uno de los componentes de mayor peso en la economía del país y pilar del desarrollo en trimestres anteriores. En esta ocasión, las ventas al exterior crecieron a un ritmo del 8,9% interanual y del 2,1% con respecto al periodo de octubre a diciembre. Los motivos, el aumento de la demanda de China y otras economías emergentes de Asia y la debilidad del yen, lo que hace más baratos -y atractivos- sus productos más allá de sus fronteras.
También contribuyó a la mejoría el ligero aumento del consumo de los hogares, responsable de alrededor del 60% de la economía, que en esta ocasión se incrementó un 0,4% (un 1,4% anual), un dato positivo pero que todavía está lejos del nivel deseado por las autoridades. El primer ministro del pais, Shinzo Abe, ha promovido desde su llegada al poder subidas salariales en el sector privado que permitan reactivar el gasto de los hogares, pero estos incrementos se han mostrado hasta la fecha insuficientes para permitir que los ciudadanos consuman más.
Además, como recogía France Presse, también están ayudando a la recuperación las inversiones que se están haciendo en relación con los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020, el que la tasa de paro sea baja (un 2,8%), que la confianza de las empresas se encuentre rozando máximos y que el sector inmobiliario haya crecido a un ritmo anual del 3%.
Aunque últimamente ha mejorado, hace tiempo que Japón dejó de ser la economía que maravilló a todo el mundo durante el siglo pasado. Desde hace veinte años, el país ha visto cómo su desarrollo se ha estancado y su economía padece vaivenes más o menos pronunciados, con problemas acuciantes como la deuda y el envejecimiento de su población entre otros.
La última vez que el país registró un periodo similar de bonanza fue en 2006, bajo el mandato del popular primer ministro Junichiro Koizumi, a quien Abe sustituyó posteriormente durante menos de un año. Tras una serie de mandatarios que duraron poco tiempo al frente del país, Abe regresó al poder en 2012 bajo la promesa de reactivar la economía gracias a un ambicioso plan de estímulo fiscal y monetario conocido como Abenomics. Pese a las enormes inyecciones de capital y otras medidas de estímulo, Japón ha entrado en recesión en varias ocasiones desde entonces, y el de ahora es el mayor periodo de estabilidad desde que el líder conservador se hizo con las riendas.
Estos datos de hoy también dan algo de alivio a los responsables del Banco de Japón (BOJ, por sus siglas en inglés), quienes esperan que la economía gane impulso suficiente para aumentar los salarios y acelerar la inflación, que permanece baja debido a un débil gasto familiar. Aun así, su objetivo de lograr un 2% de inflación se ve como algo lejano, y no esperan lograrlo hasta el año 2019, cuatro después de lo previsto inicialmente.
Por ahora, instituciones como el FMI prevén que el país siga con esta progresiva recuperación. Según sus últimas perspectivas, el PIB nipón crecerá un 1,2% este año y un 0,6% en 2018, unas perspectivas que no todos los analistas comparten. “Las exportaciones han tomado el liderazgo en la recuperación y la demanda interna no estuvo mal, mostrando resistencia con el gasto de los hogares pasando a positivo”, aseguró en una nota Masaki Kuwahara, economista de Nomura. “Mirando hacia el futuro, la tasa de crecimiento se desacelerará un poco, si no es que se vuelve negativa, hacia la segunda mitad de este año, ya que los indicadores económicos de China se están debilitando un poco”, añadió. Fuente externa 
 

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tasa de Cambio
Precios Combustibles
Buques

Categorías

Fotoreportajes

A %d blogueros les gusta esto: