La demanda insaciable de soja genera récord de exportaciones

Deja un comentario

mayo 9, 2017 por aduanasrd01

A1-239-578x450

Parece que el mundo no logra saciarse de soja. Las exportaciones de Estados Unidos y Brasil, los principales cultivadores del mundo, son las más elevadas de la historia para esta época del año, y esta temporada la demanda eclipsará proyecciones de un récord hechas anteriormente por el Gobierno estadounidense.

Aunque cosechas abundantes dejaron las existencias en récords históricos, los precios comenzaron a rebotar desde el mes pasado, cuando tocaron el valor más bajo en un año. Esto se debe a que la oferta barata está alimentando un consumo voraz para hacer raciones para animales y aceite de cocina con soja, especialmente por toda Asia.

China, la principal compradora, aumentó 20 por ciento sus importaciones de soja en el primer trimestre respecto al mismo período del año anterior, y el ritmo duplica el que llevaba hasta 2010, muestran datos del Gobierno. El país mantiene la piara más grande del mundo y está utilizando más raciones hechas de soja desde que el Gobierno restringió la importación de una alternativa hecha con maíz.

“China no quiere quedarse sin soja”, dijo Pedro Dejneka, socio de MD Commodities, una empresa con sede en Chicago y oficinas en Brasil. Dejneka dice que las importaciones de China podrían ascender a 91 millones de toneladas métricas en los 12 meses hasta el 30 de septiembre, con lo cual superarían la estimación de un récord de 88 millones realizada el mes pasado por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés). La cifra supera los 83,2 millones registrados un año atrás.

Proyecciones superadas. Desde el 1 de septiembre, el comienzo de la cosecha, los envíos superan el ritmo récord del año pasado por 15 por ciento, lo que indica que la proyección del USDA para la temporada entera, de 55,1 millones de toneladas, podría resultar muy baja.
Pero no es sólo por China. Hubo más adquisiciones de Indonesia, Tailandia, Pakistán, Corea del Sur, Bangladesh, Taiwán, Malasia, Vietnam, Egipto, Países Bajos y hasta de los vecinos de Estados Unidos, Canadá y México, según muestran los datos.

Se espera que este año el mayor exportador sea Brasil. En los primeros cuatro meses de 2017, las exportaciones subieron a 27,7 millones de toneladas, 17 por ciento más que hace un año, según la Asociación Nacional de Exportadores de Cereales (Anec). China representó 21,6 millones del total, un alza del 18 por ciento.

Esto no significa que pronto desaparecerá el superávit global.
Los agricultores estadounidenses y brasileños, que juntos representan dos tercios de la producción, tuvieron las cosechas más grandes de su historia, y el mes pasado el USDA proyectó que los inventarios globales salten 13 por ciento esta temporada y rompan un récord. En Estados Unidos se duplicarán y alcanzarán el valor más alto en 10 años.

Precios. La preocupación por las cosechas abundantes hizo que el mes pasado los precios cayeran a US$9,2975 por bushel, el valor más bajo en un año. Pero toda esa oferta barata alentó las compras y desató un avance. Los futuros de soja en Chicago cotizaban a US$9,7325 este viernes.

Con todo, muchos agricultores brasileños están reteniendo una mayor parte de sus cosechas porque los precios en la moneda local, están mucho más bajos que hace un año, lo que implica un crecimiento de las existencias domésticas y menos competencia para los exportadores de EE.UU.

FacebookTwitterLinkedInGoogle+CorreoImprimirWhatsApp

 

La caída del precio del petróleo pone en jaque la estrategia de la OPEP

Ante unos números alarmantes, Arabia Saudí, principal productor y peso pesado en la OPEP, salió el viernes al paso y aseguró que Rusia —que no pertenece a esta organización que engloba a los países responsables de un tercio de la producción mundial— estaba dispuesta a continuar con la política de restricciones a la oferta. El anuncio supuso un respiro, pero la presión continúa. La inmensa mayoría de expertos consultados pronostica que la OPEP decidirá en dos semanas continuar durante al menos seis meses con sus límites a la producción. Aquellos analistas que no creían en la capacidad de la OPEP para dar un empujón al sector sienten ahora que sus tesis se confirman.

“La OPEP pretende reducir el volumen de reservas a su nivel medio de hace cinco años. Para cumplir este objetivo, deberá ampliar seis meses más los límites a la producción y hacerlo de forma efectiva. Las dudas sobre la postura de Rusia habían hecho caer los precios en los últimos días”, explica Harry Tchilinguirian, jefe de analistas de materias primas de BNP Paribas. “El sector está poco a poco llegando a la conclusión de que la operación de recortes impulsada por la OPEP no ha sido efectiva”, añade en un comunicado la consultora energética estadounidense Ritterbusch y Asociados.

UN ALIVIO PARA ESPAÑA

La cotización del petróleo tiene un efecto directo en la economía española, importadora neta de energía. Así lo reconocía el Programa de Estabilidad que el Gobierno acaba de enviar a Bruselas, que recoge distintos escenarios en función de la evolución del barril brent. Un alejamiento del precio del crudo desde los 50 dólares hasta el entorno de los 60 supondría, según los cálculos del Gobierno, restar tres décimas al PIB este año, cuatro al siguiente y cinco en 2019 y 2020.

El encarecimiento del petróleo implica menos consumo privado, más deuda pública y menos empleo. Así, la reciente evolución de los mercados supone un bálsamo para las previsiones macroeconómicas de los próximos años.

La decisión del 30 de noviembre de reducir la producción diaria en 1,8 millones de barriles fue impulsada por Arabia Saudí, en un intento de dar un golpe encima de la mesa para reconducir un sector que había pasado de ingresar 114 dólares por barril en junio de 2014 a los 27 a los que había caído en enero del año pasado. Desde entonces, el valor se ha recuperado, pero no tanto como esperaban los impulsores de esta iniciativa a la que muchos países eran reacios.

Escribano relativiza el efecto que la actual tendencia bajista tendrá en los productores. “Dependerá de su duración y evolución, pero de momento los precios casi doblan los niveles de hace un año. Eso no basta para resolver los problemas económicos de los países productores, pero tienen algo más de margen para ajustar presupuestos de manera menos drástica y costosa políticamente”, asegura. Así lo ha hecho por ejemplo Arabia Saudí, cuyo monarca, el rey Salmán, acaba de dar marcha atrás a algunas medidas de austeridad puestas en marcha hace medio año. Fuente externa 

 

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tasa de Cambio
Precios Combustibles
Buques

Categorías

Fotoreportajes

A %d blogueros les gusta esto: