La relación México-EE.UU., menos estridente pero sin resolver diferencias aún

Deja un comentario

abril 10, 2017 por aduanasrd01

1490731059_231528_1490731666_noticiarelacionadaprincipal_normal_recorte1

La relación México-Estados Unidos ha disminuido la estridencia que reinaba durante los primeros días de Donald Trump en la Casa Blanca gracias a un intenso diálogo bilateral, aunque las diferencias que han dividido a ambos países todavía persisten.

Para el historiador y analista mexicano José Antonio Crespo, la relación bilateral se ha alejado del tono encendido que predominaba tras el 20 de enero, cuando Trump tomó posesión, aunque está lejos de ser considerada como normal.

“Bajó un poco de tono, porque de pronto surgen otros asuntos como China, y el foco (de atención de Estados Unidos) ya está en otros países, no solo en México, como pasó en las primeras semanas”, comentó Crespo a Efe.

La insistencia de Trump de que México pague el muro que tiene pensado construir a lo largo de la frontera común y la cancelación del viaje del presidente mexicano Enrique Peña Nieto a Washington marcaron a finales de enero el punto más bajo de la relación bilateral en años.

El choque diplomático se vio agravado por el endurecimiento de la política migratoria de Trump, lo cual puso en alerta a los millones de indocumentados mexicanos que viven en EE.UU.

Asimismo, se hicieron visibles las discrepancias respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) -del que también es socio Canadá-, que Trump llegó a calificar como “el peor tratado comercial jamás aprobado”

Todo ello mantuvo a México en el ojo del huracán hasta que con el paso de las semanas las prioridades de EE.UU. cambiaron por temas como la entrada de los musulmanes a su país, la relación con China, Rusia y el conflicto de Siria.

Crespo consideró que las diferencias que mantienen México y su vecino del norte “están señaladas”: “La relación se mantiene complicada y aunque sí ha bajado de tono, los temas -el muro, el TLCAN- siguen ahí”.

El 27 de enero, Trump y Peña Nieto mantuvieron una conversación telefónica en la que ambos acordaron no hablar públicamente del financiamiento del muro y resolver sus diferencias mediante una discusión integral.

El canciller mexicano, Luis Videgaray, y otros miembros del gabinete de Peña Nieto comenzaron a partir de ese momento a realizar viajes con regularidad a EE.UU. para negociar la agenda bilateral con el primer equipo de Trump.

El pasado 6 de abril, Videgaray se reunió con el secretario de Seguridad Nacional estadounidense, John Kelly, a quien pidió respetar el proceso electoral mexicano después de que este dijera que “no sería bueno” que un candidato de izquierdas ganara las elecciones presidenciales de ese país en 2018.

“Le dije de manera respetuosa pero muy clara que las decisiones electorales y las elecciones de autoridades en México corresponden solamente a los mexicanos y que lo que esperamos por parte de los Estados Unidos es que se respete el proceso electoral mexicano”, djo el canciller.

Videgaray declaró que, en comparación con los primeros días de Trump, “hemos tenido mucha oportunidad de comunicación y eso creo que se refleja en el tono de las declaraciones públicas de ambos lados”.

El buen nivel de comunicación que mantienen los funcionarios mexicanos con sus homólogos estadounidenses permitió minimizar los alcances de la declaración de Kelly, aunque esto no quitó que los legisladores mexicanos de la oposición expresaran su repudio.

El líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador le exigió a EE.UU. “que no meta las narices” en la elección presidencial de 2018, en las que se perfila como uno de los candidatos punteros en las encuestas.

Tras el bombardeo estadounidense a una base militar en Siria, la atención sobre México se ha reducido.

“Habremos de llegar a buenos resultados. No es momento todavía de cantar victoria ni de caer en complacencias, pero el proceso está encauzado en la dirección correcta”, dijo Videgaray a la emisora Radio Fórmula.

México y Estados Unidos iniciaron sus relaciones diplomáticas en diciembre de 1822 y su agenda bilateral comprende asuntos políticos, económicos, comerciales, sociales, de medioambiente, energía, frontera y seguridad.

Estos países comparten una frontera común de más de 3.000 kilómetros, por la que cada día pasan más de un millón de personas y cerca de 437.000 vehículos a través de 58 puntos de cruce.

Su comercio bilateral llegó a 532.000 millones de dólares en 2015. Estados Unidos es el primer socio comercial de México al concentrar el 64 % del comercio total y el 80 % de sus exportaciones; México es el tercer socio comercial de Estados Unidos después de China y Canadá.

En Estados Unidos viven 34,6 millones de personas de origen mexicano, según cifras oficiales del Gobierno de México. Fuente: Terra, tu mundo simple

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tasa de Cambio
Precios Combustibles
Buques

Categorías

Fotoreportajes

A %d blogueros les gusta esto: