El Reino Unido se prepara para su histórica marcha de la UE

Deja un comentario

marzo 28, 2017 por aduanasrd01

 
 
Fuente: EL NUEVO DIARIO
brexit-1481024__340
LONDRES.- En un escenario sin precedentes históricos, el Reino Unido se prepara para iniciar mañana su ruptura formal con el bloque comunitario -“brexit”-, tras más de cuatro décadas como Estado miembro de la Unión Europea (UE).
El Reino Unido empezará una nueva andadura al margen del bloque de los 27, al comenzar a establecer los términos de su “divorcio”, después de que los británicos votaran a favor de desligarse de la Unión en el referéndum del pasado 23 de junio.
La primera ministra británica, la conservadora Theresa May, tiene ante sí un escenario difícil pues tendrá que buscar -en el plazo fijado de dos años de negociaciones- un acuerdo que satisfaga a las naciones que conforman el Reino Unido y también a la UE.
Está previsto que el embajador británico en la Unión Europea, Tim Barrow, haga entrega mañana personalmente al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, de la carta en la que el Ejecutivo de Londres notificará que invoca el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que establece el proceso para la salida de un país comunitario.
A partir de ahí, empieza la cuenta atrás para consumar la desconexión, que deberá hacerse efectiva, según los planes previstos, el 29 de marzo de 2019.
También mañana, paralelamente, May acudirá al Parlamento para informar a los diputados en la Cámara de los Comunes (Baja) de que este país ha activado el artículo 50.
Los medios locales anticipan hoy que Tusk hará una breve declaración de acuse de recibo y, al día siguiente, el presidente del consejo hará circular entre los 27 un borrador sobre cuáles serán las directrices de negociación con Londres.
Esas directrices serán adoptadas formalmente en la cumbre especial organizada para el próximo 29 de abril en Bruselas.
Barrow, que fue director político en el Ministerio británico de Exteriores antes de ser nombrado representante permanente del Reino Unido en Bruselas, sustituyó el pasado enero a Ivan Rogers, quien dimitió por aparentes desacuerdos con el Gobierno de May.
Tras la activación del “brexit”, se espera que ambas partes establezcan en las negociaciones los términos de la salida británica y decidan cómo serán sus futuras relaciones comerciales.
Sobre la negociación, las partes abordarán el coste que tendrá que asumir Londres por la retirada -al que los medios se refieren como “la factura del divorcio”-, el estatus legal de los ciudadanos expatriados y la división de los activos comunitarios.
Ambas partes deberán aclarar qué ocurrirá con la situación legal de los comunitarios que viven en este país así como con los británicos que residen en el continente tras el “brexit” y tendrán que resolver, entre otras cosas, qué ocurre con las pensiones que cobran esos ciudadanos cuando Londres camine en solitario.
El ministro para la salida del Reino Unido de la UE, David Davis, ha rechazado en declaraciones emitidas por la BBC que este país vaya a tener que pagar a Bruselas la cantidad de 50.000 millones de libras (57.800 millones de euros), como se ha barajado.
“Cumpliremos, por supuesto, con nuestras obligaciones internacionales, pero también esperamos que se respeten nuestros derechos. No creo que vayamos a hablar de esas cantidades”, dijo anoche Davis a un programa especial del “brexit” en la BBC.
El ministro aseguró, además, que el Ejecutivo cuenta con “planes de contingencia” en caso de que no se logre un acuerdo comercial con la UE, pero recalcó que el objetivo es obtener un “amplio” pacto.
Además, sobre el tema de la migración -un factor determinante a la hora de que los británicos se inclinaran por la opción del “brexit” en el plebiscito-, Davis apuntó que los niveles de inmigración tendrán que aumentar “de vez en cuando” pues hay industrias y servicios públicos que dependen de mano de obra extranjera.
Sus declaraciones han sido interpretadas como una señal de que la salida británica del bloque no resultará en una caída dramática en la migración neta en este país.
Por su parte, el periódico “The Guardian”, que cita fuentes comunitarias, dice hoy que el Gobierno de May ha empezado al parecer a dar marcha atrás de su inicial amenaza de abandonar el bloque sin un acuerdo comercial, en el caso de que las negociaciones no prosperen.
Esas fuentes aseguran que, en privado, los funcionarios británicos admiten que un escenario sin acuerdo ocasionaría el “caos”, pese a que May ha insistido en repetidas ocasiones en que esa situación sería mejor que obtener un “mal” pacto.
May trata de retener a Escocia en la semana del adiós a la UE
image014
Fuente: DIARIO DOMINICANO
La primera ministra británica, Theresa May (dcha), y la escocesa, Nicola Sturgeon, antes de reunirse en un hotel de Glasgow, el 27 de marzo de 2017, de cara al referéndum que Escocia quiere convocar por segunda vez a raíz del Brexit
El Parlamento escocés solicitará el martes oficialmente un nuevo referéndum de independencia, abriéndole a la primera ministra británica, Theresa May, un nuevo frente tan solo un día antes de notificar oficialmente su adiós a la Unión Europea (UE).
May viajó a Escocia para reunirse con la jefa del Gobierno regional escocés, Nicola Sturgeon, en un último intento de evitar el referéndum, o aplazarlo hasta después del Brexit, en unos dos años.
“Mi posición es muy simple y no ha cambiado”, dijo May en una entrevista con la agencia británica Press Association. “Y es que ahora no es el momento de hablar de un segundo referéndum de independencia”, añadió.
Antes, en un discurso, describió la unión de Inglaterra, Escocia, Irlanda del Norte y Gales como “una fuerza imparable”.
AFP / Daniel Leal-Olivas
Manifestantes contra el Brexit y a favor de la permanencia en la Unión Europea (UE) ondean banderas de ésta y de Gran Bretaña en Londres, el 25 de marzo de 2017
Sturgeon, que quiere el referéndum a fines de 2018 o principios de 2019, insistió, tras el encuentro, en que “los escoceses pueden tomar una decisión bien fundamentada sobre su futuro” en ese plazo, en declaraciones a Sky News.
Una vez que el Parlamento escocés apruebe la demanda del referéndum, el británico, donde los conservadores de May tienen mayoría absoluta, deberá pronunciarse.
– Ruptura “clara y neta” con Europa –
El miércoles se producirá el momento tan temido por unos y anhelado por otros: May enviará una carta al presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en la que invocará el Artículo 50 del Tratado de Lisboa, puerta formal de salida de la UE, y detonante de dos años de negociaciones.
“Todo Estado miembro podrá decidir, de conformidad con sus normas constitucionales, retirarse de la Unión”, afirma la cláusula de salida del club europeo.
Salvo sorpresa mayúscula, no habrá ya marcha atrás y los británicos abandonarán la UE tras más de cuatro décadas de desacuerdos, si bien el redactor del Artículo 50, el diplomático británico John Kerr, sostiene que la activación es reversible.
Se espera que Londres adelante en su misiva los objetivos de las negociaciones, que ese mismo día May explicará al Parlamento británico.
AFP / Anella RETA
El sistema político de Reino Unido
La primera ministra ya adelantó que quiere una ruptura “clara y neta” con la UE, para tener las manos libres y limitar la llegada de inmigrantes europeos. Según ella, ese fue el mensaje que los británicos transmitieron el 23 de junio de 2016, cuando votaron a favor de la salida de la UE en una proporción de 52% a 48%.
Si Londres optara por permanecer en el mercado único, Bruselas le impondría la entrada ilimitada de inmigrantes europeos en cumplimiento de su principio de libre circulación de mercancías, servicios, capitales y personas.
– La factura, primer obstáculo –
La determinación de May y de los elementos más antieuropeos de su gabinete de probar que hay vida más allá de la UE, corre el riesgo de dañar a la economía británica, alertaba este lunes el académico que prepara a los funcionarios para las negociaciones con Bruselas, Steve Woolcock.
“El mayor peligro en política comercial en estos momentos es que hay un imperativo político por alcanzar acuerdos con otros países para demostrar que el Brexit funciona”, sostuvo en declaraciones al diario The Times Woolcock, de la London School of Economics.
La primera dificultad en las negociaciones con Bruselas podría aparecer pronto, cuando los europeos presenten una factura de divorcio a Londres de miles y miles de millones de euros ?hasta 60.000, según algunos cálculos?, correspondientes a los compromisos presupuestarios adquiridos, y que sería una auténtica bomba política para May.
“Cuando un país abandona la Unión no hay castigos, no hay un precio a pagar por marcharse, pero debemos saldar las cuentas, ni más ni menos”, dijo la semana pasada en un discurso el principal negociador europeo en el Brexit, Michel Barnier, quien definió sus prioridades durante las negociaciones del mismo: factura, derechos de los ciudadanos y frontera con Irlanda.
Además, descartó cualquier escenario de no acuerdo, en respuesta a la primera ministra británica, Theresa May, quien recientemente aseguró preferir esta opción a “un mal acuerdo”.
“Queremos un acuerdo, queremos lograrlo (…) no contra los británicos, sino con ellos”, dijo el negociador, para quien en el “centro” de la futura relación “estará el acuerdo de libre comercio”, que negociarán “llegado el momento”.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Tasa de Cambio
Precios Combustibles
Buques

Categorías

Fotoreportajes

A %d blogueros les gusta esto: