El cambio climático amenaza las aves migratorias

NWFLogo_WB

Según un reporte de la Federación Nacional de Vida Silvestre (National Wildlife Federation, USA), los efectos del cambio climático están alterando y destruyendo hábitats muy importantes, de los cuales dependen las aves migratorias del continente.

Esta organización advierte que el cambio climático puede producir el declive e incluso la extinción de poblaciones de aves, y hace un llamado al Congreso y al presidente Barack Obama para que contribuyan a la reducción de la contaminación y adopten “estrategias inteligentes de conservación respecto al clima”.

“Se necesitan acciones urgentes a nivel local, estatal y federal para detener la contaminación por carbono y enfrentar los cambios dramáticos que ya se observan”, dice Larry Schweiger, presidente ejecutivo de la organización. Eso persigue en nuestro país El Consejo para el Cambio Climático y el Mecanismo de Desarrollo Limpio.

Las aves migratorias figuran entre los organismos más afectados por el cambio climático, ya que, debido a las distancias enormes que recorren cada año, necesitan de una gran variedad de lugares para criar sus polluelos, emigrar y pasar los meses de invierno.

Unas 350 especies que se reproducen en Norteamérica emigran a Suramérica, América Central y el Caribe cada otoño, regresando al norte en primavera.

El aumento del nivel del mar debido al cambio climático ha modificado muchos humedales costeros y hábitats de playa, ambientes imprescindibles durante la época de cría o el período migratorio de miles de aves costeras, incluido el playero escarlata (Calidris canutus) que viaja cada año desde el Ártico hasta Tierra del Fuego.

El reporte también advierte que el cambio de los patrones de lluvia vinculado al cambio climático amenaza la existencia de la región de humedales “praderas hundidas del medio oeste”, conocida como la “fábrica de patos americana”, por ser un importante hábitat reproductivo de varias especies de “patos de la Florida” (Anas catherincus, Anas acuta), especies que visitan nuestro país en invierno, y cuyos hábitats reproductivos podrían desaparecer si no se mitigan los efectos del cambio climático.

Hay evidencias de que el cambio climático está alterando la sincronización entre la llegada de las migratorias y la reproducción de los invertebrados de los cuales ellas se alimentan. Antes de estos cambios, cuando las aves llegaban a las diferentes etapas de su recorrido siempre había comida disponible. Ahora ese “timing” no existe, pues debido al cambio climático muchas especies de invertebrados se reproducen antes de la llegada de las aves. Las aves y los organismos de los que se alimentan en ocasiones no coinciden.

Una analogía con el beisbol podría facilitar la comprensión de este fenómeno. Decía el lanzador Warren Spahn que “Batear es sincronizar y pichar es romper la sincronización”. Si un lanzamiento es muy rápido, el bateador pasará el bate cuando ya la pelota esté en manos del receptor. Si el lanzamiento es lento (cambio de velocidad), el bate pasará antes de que la bola llegue al plato. En ninguno de los dos casos el bate hará contacto con la pelota. Eso es exactamente lo que está pasando, debido al cambio climático, entre las aves migratorias y las especies de las que se alimentan.

Si no hacemos algo para frenar los efectos del cambio climático, cientos de especies se “poncharán tirándole” en los campeonatos de invierno y, muy pronto, de ellas sólo nos quedarán las imágenes “inmortalizadas” en los videos de National Geographic.

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s