Relación entre Comercio y Medio Ambiente


Juan-Lorenzo-Castillo-Paulino-

Ing. Juan Lorenzo Castillo
Iniciativa Aduanas Verdes
Subdirección Técnica
¿Qué es el Comercio Internacional?

Comercio-Exterior

Se define como Comercio Internacional al intercambio de bienes, productos y servicios entre dos o más países o regiones económicas.

Después de finalizada la Segunda Guerra Mundial, las economías que participan del comercio exterior y que se denominan Economías Abiertas, iniciaron la creación del Acuerdo General sobre Aranceles y Comercio (GATT – General Agreement on Tariffs and Trade) en 1947.

En este acuerdo se establecían 3 aspectos:

  1. Establecía conjuntos de Normas.
  2. Un Foro de Negociaciones Comerciales.
  3. Tribunal Internacional, que ha tenido 9 Rondas.

Implicaciones del Comercio Internacional con el Medio Ambiente.

 Las últimas dos décadas han sido decisivas en las relaciones recíprocas entre el comercio internacional y el medio ambiente. Esto se ha convertido en una situación de importancia creciente en las relaciones comerciales internacionales. El reconocimiento cada vez más generalizado sobre la necesidad de Proteger el Medio Ambiente y los Recursos Naturales, de fomentar una explotación sostenible de los recursos ecológicos y de patrocinar la salud humana, han multiplicado las medidas de política ambiental.

 Las Secretarías Generales de los Acuerdos Multilaterales Medio Ambientales, también llamados AMUMAS, elevan medidas de control a la Organización Mundial del Comercio, sobre productos sensibles al Medio Ambiente y la Salud Humana; como son los químicos industriales, productos para el combate de plagas agrícolas (plaguicidas), materiales chatarras (baterías de inversores, vehículos y otras), transformadores eléctricos con sus líquidos, y flora y fauna en peligro de extinción, entre otros.

Los Acuerdos Bilaterales, Multilaterales y Regionales establecen medidas de control y reguladoras, también llamadas Medidas de Reglamentación, en pro del medio ambiente, como son las siguientes:

  • Reglamentos que especifican Procesos y Métodos de Producción (PMP) y normas en materia de contaminación;
  1. Prohibiciones a la importación y exportación de productos nocivos o dañinos para la salud;
  2. Restricciones a la importación y exportación dictadas para la conservación y el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales; y Prescripciones en materia de embalaje y etiquetado. 

Cada país signatario de los AMUMAs, es autónomo de adoptar medidas reguladoras cuando es imperativo prohibir totalmente las emisiones de ciertos contaminantes tóxicos o el uso de productos o sustancias peligrosas. Estos Acuerdos Medio Ambientales establecen la obligatoriedad en su ejecución y estas normas son puestas en vigencia en las Aduanas, por ser la puerta de entrada y salida de las mercancías que son objeto del comercio internacional.

Relación entre el Comercio y el Medio Ambiente.

 El incremento de las actividades comerciales ha ido depredando los recursos naturales de los países envueltos en las actividades de importación y exportación.

Las relaciones entre comercio y medio ambiente no constituyen en modo alguno un problema nuevo. El vínculo que existe entre el comercio y la protección del medio ambiente, que incluye tanto los efectos de las políticas ambientales sobre el comercio como los del comercio sobre el medio ambiente, se puso ya sobre la mesa en la década de 1970.

A comienzos del decenio siguiente, la creciente preocupación internacional sobre las repercusiones del crecimiento económico en el desarrollo social y en el medio ambiente motivó la demanda de una conferencia internacional sobre el modo de gestión del entorno de los seres humanos.

La primera reunión ambiental fue la Conferencia de las Naciones Unidas Sobre Medio Ambiente Humano, realizada en Estocolmo, Suecia, en junio de 1972. En esa época este tema aún no formaba parte de la agenda internacional ni era una preocupación de los gobiernos, que en su mayoría carecían de una institucionalidad para el tema ambiental. Como consecuencia de esta cumbre en 1972, fue creado el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA).

A casi dos décadas de la Reunión de Rio (Cumbre de la Tierra), celebrada en junio de 1992, en Rio de Janeiro, Brasil, los países participantes acordaron adoptar un enfoque de desarrollo que protegiera el medio ambiente, mientras se aseguraba el desarrollo económico y social. Las Organizaciones Defensoras del Medio Ambiente han levantado sus voces buscando un freno a la depredación de los recursos naturales, al vuelco que ha dado el cambio climático, a las enfermedades humanas productos de la incorrecta aplicación de plaguicidas prohibidos que son sujetos del comercio internacional, al inminente debilitamiento de la Capa de Ozono, a la desaparición de especies de animales y plantas en peligro de extinción, entre otras causa.

Se adoptaron 5 Acuerdos Internacionales:

 El Programa 21. Es el Plan de Acción Mundial con normas orientadas a lograr un desarrollo sostenible.

  1. Una Declaración de principios para reorientar el Manejo, la Conservación y la Aplicación de un desarrollo sustentable en todos los tipos de bosques.
  2. La Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático.
  3. Convenio sobre Diversidad Biológica.
  4. Convención de Lucha contra la Desertificación. 

Posteriormente a esta cumbre se sucedieron otras con temas similares, como fueron:

      El Protocolo de Kyoto, Dic., 1997. Orientado a reducir los gases que causan el efecto invernadero. Los participantes se comprometieron a reducir dichos gases, principalmente el CO2.

      Cumbre de Johannesburgo (Sudáfrica), Septiembre, 2002. También conocida como Rio+10.  El objetivo era renovar el compromiso político asumido 10 años antes en la Cumbre de Rio, mediante a ejecución de ciertos programas, orientados a alcanzar el desarrollo sostenible.

      La Cumbre de Bali, Indonesia, 2007. Un acuerdo más ambicioso que el Protocolo de Kyoto con mira a encauzar las negociaciones para culminar en el Acuerdo de Copenhague en 2009.

      La Cumbre de Copenhague, Dinamarca, dic, 2009. Fue considerada un fracaso, tanto así que el Secretario General Sobre Cambio Climático de la ONU, renunció después de la Cumbre.

      La última reunión sobre Cambio Climático fue la de Cancún, México en 2010.

Por supuesto que detrás de estas discusiones subyace una preocupación de costos y competitividad. Los países desarrollados consideran que los precios de los productos de los Países del Sur no incorporan los costos ambientales y por lo tanto están por debajo de su precio correcto. En el caso de los Países en Desarrollo su preocupación es el aumento en los costos y la pérdida de competitividad en el corto plazo.

La preocupación por definir más apropiadamente esta relación entre comercio y ambiente ha estado presente en todos los niveles.  A nivel regional, instancias como la DR-CAFTA, UE, TLCAN, MERCOSUR, para mencionar algunos, han emitido algún tipo de legislación. Ej., de esto es el Capítulo 17 del DR-CAFTA, en el que se establecen normativas ambientales para cumplir por los países signatarios, so pena de ser sancionados por incumplimiento a estas normativas.

Las actividades de la OMC con respecto al Comercio y al Medio Ambiente se han encomendado principalmente a un órgano permanente, el Comité de Comercio y Medio Ambiente (CCMA). Los debates sobre las repercusiones que tienen en el comercio las medidas que adoptan los países con fines ambientales se verifican en ese comité; también se sostienen en los comités instituidos en virtud de los acuerdos conexos de la OMC antes mencionados.

Las disposiciones comerciales de los Acuerdos Multilaterales sobre Medio Ambiente.

Hay más de 140 acuerdos internacionales que tratan de cuestiones ambientales. Unos 10 de esos acuerdos sobre medio ambiente contienen disposiciones referentes a aspectos comerciales. Esos acuerdos pueden agruparse en tres categorías:

Acuerdos para combatir la contaminación transfronteriza o para proteger el patrimonio común de la humanidad. Pueden citarse como ejemplos el Convenio de Viena para la Protección de la Capa de Ozono y su Protocolo de Montreal relativo a las sustancias que agotan la capa de ozono, y el Acuerdo sobre el Cambio Climático.

Acuerdos para la protección de especies amenazadas, Fauna, peces y animales marinos. Son ejemplos de tales acuerdos la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES) y la Convención Internacional para la Reglamentación de la Caza de la Ballena. Estos acuerdos contienen directrices sobre los métodos de captura o sacrificio de animales o peces.

Acuerdos para la fiscalización de la producción y el comercio de productos y sustancias peligrosos. Cabe citar como ejemplos el Convenio de Basilea sobre el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación y las directrices de Londres para el intercambio de información sobre los productos químicos objeto de comercio internacional.

Principio ‘El que contamina, Paga’.

Significado: Los costos de la contaminación han de imputarse al “agente contaminante”, entendiendo por tal a la persona (física o jurídica, sometida a derecho privado o público) que directa o indirectamente deteriora el medio ambiente o crea las condiciones para que se produzca dicho deterioro.

¿Qué debe soportar el agente contaminante?

      El coste de las medidas necesarias para eliminar la contaminación;

      Su reducción hasta un nivel que se considere aceptable según los objetivos o estándares de calidad ambiental adoptados.

 ¿Cuál es el objetivo?

      Evitar que la política de protección del medio ambiente se costee con cargo a fondos públicos y recaiga sobre los contribuyentes.

      Se pretende que la actividad económica sea más respetuosa con el medio ambiente, y tome en consideración los costes ambientales que conlleva la producción y el consumo de los bienes económicos.

Conclusión.

Se establece la compleja relación entre el Medio Ambiente y el Comercio Internacional y se hace más comprensible y accesible para los diseñadores de políticas, las organizaciones no-gubernamentales y el público interesado. También se pretende disipar la idea de que la relación entre comercio, medio ambiente y desarrollo puede describirse sencillamente como negativa o positiva. Se trata más bien de una interacción extremadamente compleja que varía de país a país, de sector a sector, y de empresa a empresa. En esta relación hay tanto amenazas como oportunidades para los países, las comunidades locales y las compañías que persigan el desarrollo económico y la protección ambiental.

El reto para todos estos actores consiste en explotar las oportunidades y reducir las amenazas, y en el proceso de hacerlo, maximizar la contribución positiva neta que el comercio puede aportar al desarrollo sostenible. Una comprensión más amplia y más clara de las vinculaciones entre comercio, medio ambiente y desarrollo es un prerrequisito para aprovechar esas oportunidades, reducir las amenazas y, en última instancia, ayudar a garantizar que comercio, medio ambiente y desarrollo se apoyen mutuamente.

Juan Lorenzo Castillo

Iniciativa Aduanas Verdes

Dirección General de Aduanas de la República Dominicana

1 comentario en “Relación entre Comercio y Medio Ambiente

Comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close